Google+ Aislado en este planeta: Menorca (3)

lunes, 21 de marzo de 2011

Menorca (3)


Gastronomía y Arquitectura


En Menorca, como en casi cualquier lugar de España, se come bien. Pero cada sitio tiene sus especialidades y las que he podido observar en esta isla son muy dignas de consideración.


El pescado fresco, y en especial la langosta, son la base de la carta de muchos de los mejores restaurantes de la isla, a los que en temporada alta, a duras penas les bastan los productos que se pescan en sus costas.
La caldereta de langosta, una sopa espesa a base de el mencionado crustáceo, es un plato de fama internacional, que se elabora únicamente en Menorca. También se prepara al estilo de los pescadores una sopa de pescado, parecida a la bullabesa.




Otros pescados que abundan en la lonja son meros, cabrachos, doradas, y muchos otros peces del mediterráneo como el sargo o el salmonete.


De la tradición rural, se debe destacar el típico queso Denominación de Origen Mahón. Además de aportar la leche, las numerosas vacas que pueblen la isla, proporcionan unas excelentes chuletas para la brasa. También merecen mención el cordero lechal asado y las manitas de cerdo. 




De la huerta encontramos berenjenas, espárragos verdes y habas frescas de temporada, auténtica exquisitez por estas fechas.


La repostería muestra reminiscencias árabes, como el uso de la almendra y la miel así como diversos productos basados en la excelente leche que se produce en la isla y no podemos olvidar sus famosas ensaimadas que compiten con las de la vecina Mallorca.


Por último, llaman la atención algunos licores locales como un orujo digestivo, seco y algo anisado y una ginebra elaborada en Mahón, herencia de la época de dominación británica.




Sin duda que la gastronomía local será mucho más rica pero este es un breve resumen captado por un viajero de corta estancia.


En el aspecto artístico, hemos visitado el Museo de Menorca, en Mahón. Esta situado en un edificio histórico del casco antiguo, es pequeño pero resulta muy completo para hacerse una idea cronológica de los acontecimientos en la isla, desde la prehistoria hasta la era industrial y el siglo XX.


La arquitectura es en general modesta pero llaman la atención algunos palacios en las calles de Ciudadela, su Catedral y en muchos lugares de la isla, sobre todo en el puerto de Mahón, las fortificaciones de caracter militar levantadas en todas las épocas de su historia.


Bueno, y hasta aqui las reflexiones de esta semana en Menorca. Mañana toca hacer las maletas y volver a casa. Lo siguiente serán las fotos de la isla que pondré a vuestra disposición en mi sitio web de Picasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario