Google+ Aislado en este planeta: Expedición al Polo Norte

sábado, 4 de junio de 2011

Expedición al Polo Norte

Hay un único modo de navegar hasta el Polo Norte y es a bordo del barco rompehielos ruso más potente, sofisticado y rápido del mundo: el "50 Years of Victory".



Ningún otro barco puede compararse con él. Es impresionante por su tamaño y potencia. Más largo que un campo de fútbol, unos 150 metros, el 50 Years of Victory cuenta con dos reactores nucleares que generan 75.000 caballos de potencia, 3 veces la potencia de cualquier otro barco de pasajeros de hoy en día. 

El casco del barco es único entre los de su clase y está diseñado en forma de cuchara con un cinturón de acero inoxidable de 5 metros de ancho que rompe capas de hielo de hasta 3 metros de espesor. El barco desplaza 25.800 toneladas y es capaz de navegar a una velocidad de 21 nudos. Tiene la clasificación naval LL1, la más alta para la navegación en aguas polares.

Opera en este tipo de expediciones al Artico en el verano del hemisferio norte, mientras que en el verano austral se dirige a navegar en las expediciones que se han puesto de moda en la Antártida.

Además de potente, el 50 Years of Victory también es muy acogedor y confortable. Las comidas son exquisitas, el servicio es profesional y amable, y el ambiente muy agradable. A bordo encontraremos una piscina climatizada, sauna, gimnasio, pista de volleyball y un auditorio. Todas las cabinas y suites son exteriores con baño privado y televisión de circuito cerrado.
Tiene una capacidad de 128 pasajeros atendidos por una tripulación de 140 expertos en todas las disciplinas de navegación, geografía y clima.

La travesía del barco al Polo, se inicia en Murmansk, ciudad portuaria de Rusia ubicada en el extremo noroeste del país, próxima a la frontera rusa con Noruega y Finlandia, en la región de Laponia y dura unos 15 días en los que se alcanza el Polo Norte desembarcando por unas horas en torno al punto que señala la latitud 90º, donde se celebra una pequeña fiesta. Posteriormente, se desembarca en la Tierra en Francisco José, un archipiélago ruso que se encuentra entre 80 ° y 70 ° latitud norte. La expedición retorna a la costa finesa a través del mar de Barents y de allí en avión a Helsinki.

Este crucero es de lo más exclusivo porque entre otras razones, sólo se puede realizar en pleno solsticio de verano, o sea en Junio y Julio y también por los enormes costes que representa operar este buque y su tripulación.

A quien disponga de 30 ó 40 mil euros destinados a vacaciones, le recomiendo hacer esta excursión cuanto antes, ya que la capa de hielo polar está retrocediendo desde hace treinta años a gran velocidad y con ella el delicado hábitat ártico que es el hogar de los osos y zorros polares, las morsas, las focas y los búhos de la nieve que son algunas de las especies más amenazadas de la fauna en la Tierra. 

Si el hielo desaparece, las visitas se multiplican y se abren nuevas rutas marítimas, en pocos años tendremos colonizado y contaminado uno de los últimos reductos salvajes de la Naturaleza que es el Océano Ártico.

Los que no quieran ir a pasar frío en vacaciones, se conformarán viendo este slide show de la expedición, que está muy bien montado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario