Google+ Aislado en este planeta: El Mont Blanc

miércoles, 31 de agosto de 2011

El Mont Blanc

El Mont Blanc es una montaña granítica culminante de los Alpes, con una altura de 4.810 metros. Es el punto más elevado de Europa Occidental. Esta montaña, rodeada de valles con numerosos glaciares, forma parte del macizo del Mont Blanc que se extiende entre las demarcaciones del Valle de Aosta, en Italia, y de Alta Saboya, en Francia. Las ciudades más habitadas cerca del Mont Blanc son Chamonix-Mont-Blanc y Saint-Gervais-les-Bains, situadas en Francia, y Courmayeur en Italia.


El Mont Blanc desde cerca de Chamonix
Precisamente, para unir el lado italiano y el francés, justo por debajo del Mont Blanc, hay un túnel de 11,6 km de longitud de carretera que une Courmayeur con Chamonix. La construcción se realizó conjuntamente entre los dos países y comenzó en 1959, terminando 6 años después. Es una galería única con dos sentidos de circulación y constituye una de las mayores vías de transporte transalpino. La parte más larga está en territorio francés, 7.640 metros en comparación con los 3.960 metros de la parte italiana. El suelo del túnel no es horizontal sino de forma cóncava para facilitar el flujo del agua. 
Boca del túnel por el lado italiano
El 4 de agosto de 1962, los dos equipos de perforación del túnel de Mont Blanc, el italiano y el francés, conectaron sus galerías debajo de la montaña después de tres años de trabajos. El túnel pasa aproximadamente por debajo de L'Aiguille du Midi y de la cumbre del Mont Blanc, y fue abierto al tráfico en 1965. Permite franquear la frontera natural que representa el macizo en 15 minutos, evitando así las sinuosas carreteras que pasan por los puertos de Gran San Bernardo y Pequeño San Bernardo. Eso si, con un peaje de 39€ para un turismo y mucho más para un camión aunque resulta muy rentable por el ahorro de tiempo y combustible que supone.


Desde su inauguración, el túnel era un éxito hasta que el 24 de marzo de 1999 ocurrió una de las tragedias automovilísticas más grandes de Europa. Un camión belga se incendió en medio del túnel y el conductor reaccionó deteniendo el vehículo en medio de la calzada y echando a correr. Como consecuencia del pavoroso incendio que se extendio por el túnel, 39 personas fallecieron, la gran mayoría carbonizadas dentro de sus automóviles y otras tratando de escapar a pie.


Boca del tunel por el lado francés
La tragedia en el túnel del Mont Blanc fue el resultado de una serie de fallos que podían haberse evitado. El responsable italiano del sistema de extracción y ventilación cometió un error fatal, en lugar de activar la aspiración del humo activó la función contraria, avivando el fuego y empujando el humo hacia los socorristas franceses. Tampoco los guardias que controlaban las cámaras de seguridad dieron la alarma hasta pasados 7 minutos, por lo que el tráfico seguía entrando al túnel. Muchas de las personas lograron acceder a los refugios, pero éstos no tenían salida al exterior. La temperatura superó los 1.000 grados centígrados y los refugios se convirtieron en una trampa mortal. Los medios de lucha contra el fuego resultaron insuficientes. La tardanza en alertar a los bomberos, los equipos de radio averiados, la descoordinación entre el lado francés e italiano… La lista de errores resultó casi interminable.


La rehabilitación del túnel después del incendio se prolongó durante casi 3 años quedando reabierto en marzo de 2002. Completamente reformado, con una inversión de más de 300 millones de euros, el túnel del Mont-Blanc es una de las vías más seguras de todo el continente. Sus 11,6 kilómetros están vigilados por 120 cámaras, cuentan con un refugio cada 300 metros, dotados de agua potable. Entre las mejoras también destacan los 74 semáforos y 40 barreras para detener el tráfico en cualquier momento. Dispone de 37 refugios resistentes al calor, 76 grandes ventiladores permiten hacer llegar aire fresco a cualquier rincón y añadió una vía de evacuación para los pasajeros debajo de la calzada. 


Curioso camión de bomberos preparado para circular en ambos sentidos dentro del túnel
Los vehículos son observados por la policía italiana y francesa, que multan incluso por partida doble, a aquellos conductores que no guarden una separación de 150 metros con el vehículo precedente o circulen a más de 70 kilómetros por hora. Además, una precaución adicional es la obligación de sintonizar la radio del coche en una frecuencia que transmite instrucciones en varios idiomas ante cualquier incidente que se produzca.


Cuando sales de las entrañas de la tierra, en el lado francés, puedes detenerte en un bonito aparcamiento desde el que se divisa Chamonix en el fondo del valle y hacia lo alto el glacial del Mont Blanc y la descarada cumbre de L'Aiguille du Midi que con una altitud de 3.842 metros, es la más alta de las Agujas de Chamonix. Sobre el pico se eleva un edificio que dispone de cafetería, restaurante, tiendas y una espectacular terraza culminada por una torre de comunicaciones.




Esta aguja es el punto de llegada del teleférico que parte de Chamonix y nos lleva a la cumbre en unos 20 minutos. Su estación superior está situada a 3.777 metros de altitud, aunque para alcanzar la punta a 3.842, todavía hay que tomar un ascensor.




Quien se anime a llegar a este punto, tendrá, si el tiempo no se lo impide, una de las vistas de 360º más espectaculares que se puede imaginar. Hay que tener en cuenta que no es fácil conseguir billetes del teleférico, porque en verano hay una auténtica multitud de visitantes a pesar de que la tarifa es de unos 50€ para subir y bajar, por lo que se recomienda reserva previa por Internet. L'Aiguille du Midi es uno de los puntos de partida del Valle Blanco y del Telecabina Panorámico del Mont Blanc, que atraviesa el Glaciar du Géant hasta la Punta Helbronner. Ésta se encuentra en la frontera con Italia, tiene una altitud de 3.462 metros, y desde ella se puede divisar el Valle de Aosta y la región italiana del Piamonte.




Desde la terraza de L'Aiguille, se contempla el Mont Blanc como una montaña "accesible" con tan sólo mil metros más de altura. Claro que esto es un espejismo que ha llevado a muchos a intentar alcanzar la cumbre con pocos medios y escasa preparación lo que ocasionó en el pasado, numerosas tragedias. Ahora hay muchas limitaciones de las autoridades para proteger a las personas y el medio ambiente ya que el Mont Blanc sigue siendo un terreno de alta montaña con numerosas dificultades, lo que hace necesaria la presencia de un guía oficial en cualquier expedición a la cima de Europa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario