Google+ Aislado en este planeta: Gigantes empresariales (I)

miércoles, 17 de agosto de 2011

Gigantes empresariales (I)


Foxconn


Cuando hablamos de empresas de tecnología nos acordamos de los grandes: HP, Sony, Nokia, Apple, Nintendo, Dell... pero ¿quien esta detrás de estas marcas? ¿quien fabrica sus productos? y ¿quien es realmente grande?


El mayor ensamblador de tecnología del mundo es el gigante chino Foxconn. En realidad la matriz de esta firma es una compañia taiwanesa, Hon Hai Precision Industry.




Actualmente Foxconn, fabrica el 40% de los "gadgets" (smartphones, notebooks, MP3, GPS, video-consolas, etc.), que se venden en el mundo y da trabajo a 1,2 millones de personas, casi un millón sólo en China. Dispone de fábricas en varios paises pero ninguna se puede comparar con la megafactoria de Shenzhen en el sureste de China. 


Aquí trabajan más de 400.000 operarios en un complejo urbanistico que se denomina "Foxconn City" y también "iPod City" y ocupa aproximadamente 5 kms. cuadrados, incluyendo en su interior 15 fábricas, comedores y dormitorios para los trabajadores, una piscina, un cuerpo de bomberos, y un centro comercial con tiendas de comestibles, bancos, restaurantes, librerías, y un hospital, además de una cadena de televisión propia, Foxconn TV.

Muchos trabajadores viven fuera del complejo, en el área de la ciudad de Shenzhen. Esta ciudad que tenía 30.000 habitantes en 1979, ha pasado en la actualidad a más de 8 millones, registrando el mayor crecimiento urbanístico del mundo.


Foxconn también dispone de varios centros de investigación y laboratorios de desarrollo tecnológico dedicados a diversas ramas de la electrónica, lo que le ha permitido acumular más de 25.000 patentes registradas en todo el mundo, hasta el año 2010. A partir de sus propias patentes también fabrica numerosos componentes y dispositivos que se ensamblan en productos de otras marcas.


Naturalmente un gigante de estas dimensiones, no se detiene. Actualmente está realizando inversiones en un plan de descentralización de sus factorías dentro de China y también en otros paises emergentes como India, Brasil o México. Hay que tener en cuenta que la fabricación en las zonas más desarrolladas de China ya no es tan rentable como lo fue en el pasado, pues el nivel de vida y de salarios está creciendo rápidamente.


Otro de sus proyectos es la robotización. Partiendo de los 10.000 robots instalados actualmente, lo que pretende parece una exageración. Empezaría introduciendo 300.000 máquinas más en 2011 para llegar a 1 millón dentro de 3 años. Estos nuevos robots se encargarán de tareas “simples o mecánicas” tales como pulverización por spray, soldadura y montaje. Un beneficio inmediato será la eliminación del riesgo de contaminación por exposición a materiales tóxicos por parte de los propios trabajadores. 
La introducción de tan elevado número de robots en la cadena de producción, formaría parte de un plan de reestructuración de la plantilla con una duración de cinco años con el objetivo de focalizar el esfuerzo de Foxconn en el desarrollo de productos más rentables, reducir los costos de producción y mejorar la eficiencia de la compañía.


Puesto que es el fabricante de numerosos produtos Apple, Foxconn ha iniciado la apertura de 500 tiendas oficiales "Apple Center" a través de su filial Cybermart en la región central de China con una inversión de 1.600 millones de dólares.


Durante los últimos años, esta compañía ha sido noticia en varias ocasiones por la ola de suicidios que se han producido entre sus empleados, aunque hay que tener en cuenta que su plantilla es de 1.2 millones de trabajadores y la tasa de suicidio resulta ser la equivalente a una ciudad con la misma población. Para atajar este problema y la mala imagen que conlleva, Foxconn cuenta con 70 psicólogos y 100 voluntarios entrenados en la prevención de suicidios. En el terreno económico, también ofrece a sus trabajadores unas condiciones muy superiores a la media de las factorías chinas.


El perfil básico de un trabajador de Foxconn (y de muchas otras empresas de este tipo, no sólo en China, sino en toda Asia) es el de un/a joven de unos 20 años que acepta de buena gana duplicar su horario normal con horas extra para transformar su mísero salario base de 900 yuanes al mes (poco más de 100 euros), en algo decente que le permita cumplir algún día el sueño de regresar a su pueblo con lo suficiente como para abrir algún pequeño negocio. 


Durante su estancia en la fábrica son una pieza más de la cadena de montaje, ya que no existen lazos e interconexiones emocionales ni vida social. Los trabajadores se despiertan, trabajan, comen y vuelven a los dormitorios sin llegar a conocer con frecuencia a quien comparte la cama de al lado.



Con esta pincelada podemos imaginar la otra cara de la moneda, es decir, que trás la brillante pantalla de nuestro flamante iPhone o cualquiera de los artilugios electrónicos que abundan en nuestra vida cotidiana, se esconde una realidad industrial, sociológica y humana de impresionantes dimensiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario