Google+ Aislado en este planeta: El Cuerno de África

viernes, 16 de septiembre de 2011

El Cuerno de África

Desde el siglo XVI, los colonizadores árabes y europeos fueron dejando constancia de las hambrunas que de manera recurrente asolaban al Cuerno de África de modo que hoy sabemos que se trata de un problema crónico.

En tiempos más recientes, entre 1888 y 1892, la Gran Hambruna etíope terminó con la vida de un tercio de la población del país. A la muerte del 90% del ganado como consecuencia de una epidemia de peste bovina que llegó desde la India, se le sumó la sequía provocada por una oscilación del caudal del Nilo y un brote masivo de viruela y otro de fiebre tifoidea.

La siguiente hambruna de vastas dimensiones tendría lugar en la región etíope de Tigray, en el año 1958. Puso fin a la vida de más de 100.000 personas.

El Cuerno de África volvió a ser golpeado con fuerza por una crisis alimentaria en 1973. Entre 40 y 80 mil individuos perecieron en el norte de Etiopía. 
Esta crisis daría la excusa a un grupo de militares comunistas para levantarse contra la figura despótica y retrógrada del emperador Haile Selassie, que sería depuesto y ejecutado en 1975, a los 83 años de edad. El llamado “Rey de reyes”, descendiente directo del rey Salomón, el mesías de los rastafaris, había llegado al poder en 1930.

Ahora la región vive y muere con la peor sequía de los últimos 60 años y con el cereal objeto de especulación en los mercados, los campos refugiados son la única esperanza de no morir de inanición en una zona castigada por dos décadas de guerra civil y después de que dos temporadas sin lluvias hayan dejado a diez millones de personas al borde de la inanición.

La sequía y el desplazamiento de población, combinado con el aumento de los precios mundiales de los alimentos han provocado que especialmente Somalia, Kenia y Etiopía se enfrenten a una crisis de aterradoras consecuencias.

Hay un número elevadísimo de desplazados en condiciones infrahumanas. La mayoría son somalies, y han emprendido una dramática travesía en busca de sustento hacia la frontera con Kenia. Los saturados campos de refugiados de Dadaab no pueden acoger a todos. Enfermedades graves, alto nivel de malnutrición y mortalidad. La consecuencia de la sequía en El Cuerno de África es una situación desesperada e insostenible. Una crisis humanitaria que la ONU ha señalado como la más grave de la humanidad. Una situación tan desesperada que hasta los combatientes del grupo radical islámico Al Shabab, vinculado a AlQaeda, han dejado Mogadiscio para permitir que vuelva la ayuda internacional. Y en medio de la crisis financiera de los paises desarrollados, la ayuda no llega.


En el mundo se producen alimentos suficientes para 12 mil millones de personas. Somos 7 mil millones de habitantes. ¿Cómo se explica, entonces, que la gente hoy pase hambre? La hambruna no es consecuencia de las sequías sino de quienes especulan con los mercados y de quienes controlan las políticas agrícolas y alimentarias. 


La crisis alimentaria a escala global y la hambruna en el Cuerno de África en particular son resultado de la globalización alimentaria al servicio de los intereses privados. La cadena de producción, distribución y consumo de alimentos está en manos de unas pocas multinacionales que anteponen sus intereses particulares a las necesidades básicas de millones de personas y que a lo largo de las últimas décadas han erosionado, con el apoyo de las instituciones financieras internacionales (Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial), la capacidad de los estados del sur para decidir sobre sus políticas agrícolas y alimentarias.


Volviendo a la cuestión, ¿por qué hay hambre en un mundo de abundancia? La producción de alimentos se ha multiplicado por tres desde los años sesenta, mientras que la población mundial tan solo se ha duplicado desde entonces. No nos enfrentamos a un problema de producción de comida, sino a un problema político.


Así que cuando hablamos de nuestra crisis y aunque sus consecuencias nos toquen de cerca, bien podemos pensar que aquí vivimos en el paraiso terrenal.

Una información más amplia se puede encontrar en:

1 comentario:

  1. desgraciadamente, el mundo es asi de injusto. Pero esto no es nuevo, siempre ha sido asi.

    ResponderEliminar