Google+ Aislado en este planeta: La expedición Endurance

lunes, 24 de octubre de 2011

La expedición Endurance

Esta es una de esas historias épicas escrita hace menos de 100 años cuando todavía era una singular hazaña alcanzar los lugares más remotos del planeta.

Tras la conquista del Polo Sur por Amundsen en 1911, ya sólo quedaba realizar la gran travesía del continente antártico, un territorio cubierto de hielo con inmensos espacios inexplorados. 
El irlandés Ernest Shackleton organizó una expedición con la idea de cruzar la Antártida partiendo desde el Mar de Weddell hasta el Mar de Ross, pasando por el Polo Sur. La duración de la travesía fue estimada en 120 días por Shackleton. Fueron muchos más....

"Se buscan hombres para un viaje peligroso por mar. Sueldo bajo. Frío intenso. No se asegura retorno con vida. Honor y reconocimiento en caso de éxito" 

Con esta nota en la prensa británica, Shackleton reclutó su tripulación de modo que el 8 de Agosto de 1914, a bordo del buque "Endurance" y acompañado de 27 tripulantes partieron del puerto inglés de Plymouth. Dejaron atrás una Europa sumergida en la Primera Guerra Mundial y en Septiembre arribaron a las costas de la Isla Georgia del Sur, rodeados de islotes de hielo por todas partes.

Cuando parten hacia el continente antártico, el hielo se hace cada vez más espeso y en Enero de 1915, el "Endurance" se encuentra completamente atrapado sobre el mar de Weddell. Las temperaturas son de hasta 25 bajo cero y sin otra salida, la tripulación se prepara para sobrevivir a bordo del barco.

El Endurance atrapado en los hielos
Tras la larga noche del invierno austral  y a la vista de los daños irreparables en la nave, Shackleton ordena su abandono. En Noviembre de 1915, peligrosamente escorado y dañado por la presión de los hielos, el barco se rompe y en pocos días, se hunde. Había resistido atrapado entre los hielos más de 9 meses.

Tras desembarcar todos los víveres, los perros y tres embarcaciones, los 28 hombres establecen un campamento sobre el hielo, a media milla del naufragio del "Endurance" El 20 de Diciembre levantan el campamento con la intención de dirigirse a la Isla de Paulet. Arrastrar los equipos y botes sobre el hielo se conviertió en tarea casi imposible y Shackleton decidió acampar sobre una gran témpano de hielo y dejar que las corrientes marinas les llevaran hacia el norte. El 31 de Diciembre de 1915 sobrepasaron la línea del Círculo Polar Antártico.

Sobrevivieron bajo los botes, cazando focas y organizando la vida con algunas actividades sociales para mantener la moral, pero en Abril de 1916 la masa de hielo comenzaba a fragmentarse. Decidieron echarse a navegar y alcanzaron la Isla Elefante en el punto norte de la península antártica. Hacía 16 meses que no pisaban tierra firme. Habían recorrido por lo menos unos 3.500 km. pero no todo estaba hecho. Allí, aislados en una isla desierta, era inútil esperar ninguna ayuda. Shackleton organizó una partida en uno de los botes con sus mejores navegantes y se dirigió a la isla Georgia del Sur, a 800 millas, en cuyo lado norte estaba situada una estación ballenera noruega.

Shackleton con cinco de sus hombres, alcanzó South Georgia tras 17 días de peligro extremo y casi 1300 km recorridos, consumando en condiciones infernales, una de las más famosas hazañas de la historia de la navegación.

El día 10 de Mayo, tras varios intentos frustrados, desembarcan a salvo en una playa al sur de la isla Georgia del Sur. El paisaje frente a sus ojos era espectacular: picos helados y glaciares. Y, al otro lado, la bahía de Stromness y la estación ballenera. Estaban a unas 25 millas de la salvación pero tenían que atravesar la isla de sur a norte cruzando una cordillera donde jamás había pisado el ser humano. Estimando que la travesía era excesiva para los más débiles, Shackleton y dos de sus hombres partieron hacía la bahía de Stromness en un último esfuerzo y al cabo de dos días escucharon la sirena de la factoría ballenera noruega.

La expedición de Shackleton
Desde allí se organiza el rescate; primero recogieron a los tres hombres que quedaron en la costa sur y después partieron en un ballenero hacia la isla Elefante para rescatar al grueso de la expedición.

El hielo les hizo retroceder hasta las Islas Falkland (Malvinas), donde el gobierno uruguayo les cedió un barco arrastrero. Nuevo fracaso. Desde Punta Arenas, con la ayuda de los residentes británicos fletaron una goleta, que también fracasó en el intento.

Por fin, el 30 de Agosto de 1916, a bordo de un remolcador chileno, Shackleton consigue llegar a la Isla Elefante. Desde cubierta cuenta los hombres que se arremolinan en la playa y les grita: "¿Estáis todos bien?", la respuesta termina con su angustia: "Todos a salvo, todos bien".

En los 634 días que duró la expedición, Shackleton no había perdido ni un solo hombre. Esta odisea es posiblemente la más importante de las vividas en los Polos, y aunque no aportó ningún beneficio material, ni avances científicos significativos, la supervivencia de toda la tripulación supone en sí misma un triunfo del liderazgo, el trabajo en equipo y el espíritu de sacrificio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario