Google+ Aislado en este planeta: Los puentes de Lisboa

sábado, 1 de octubre de 2011

Los puentes de Lisboa

La Ciudad de Lisboa es la capital de Portugal, así como también de la región y del Area Metropolitana conocida como Grande Lisboa. Situada a unos 17 km. de la costa atlántica, se extiende sobre las colinas empinadas de la ribera norte del río Tajo. Su población alcanza los 700.000 habitantes, aunque su área metropolitana supera los 2,6 millones, lo que representa un cuarto de la población de Portugal. La ciudad se divide a efectos administrativos en 4 barrios: Alfama, la Baixa, el Bairro Alto y Belem. Lisboa es el centro político, económico y cultural del país; por su ubicación geográfica privilegiada y su rico pasado es un destino turístico muy apreciado.

Plaza Marques de Pombal
Fue duramente golpeada por un terremoto en 1755, que la dejó totalmente destruida. Sus calles céntricas, en la zona de la Baixa, datan fundamentalmente de la reconstrucción dirigida por el Marqués de Pombal en el siglo XVIII. A ambos lados del centro se extienden sobre las colinas, la Alfama, el barrio más antiguo, y el Barrio Alto, pintoresco y señorial, ambas zonas muy agradables.

En otros tiempos, cuando Portugal lideraba el comercio mundial, Lisboa era un puerto muy importante. Hace pocos años, los muelles fueron trasladados a otra zona, pero en el barrio de Belem, se encuentra el antiguo puerto, hoy convertido en zona de ambiente y puerto deportivo, que testimonia el pasado marítimo de la ciudad. La Torre de Belem y el Monasterio de los Jeronimos, ambos en la misma zona, son magníficos símbolos de la ciudad y testimonios del pasado glorioso de Lisboa en la Era de los Descubrimientos. 

Dos puentes vinculan ambas márgenes del río Tajo: el puente 25 de Abril, al sur cerca de Belem, construido en 1966, que une Lisboa con Almada, y el puente Vasco da Gama, que data de 1998, que une Lisboa con Montijo, en el noreste.

Puente 25 de Abril
El puente 25 de Abril vino a cubrir la necesidad de comunicar Lisboa y la orilla sur del Tajo lo que ya era una precoupación a finales del siglo XIX, aunque hubo que esperar hasta 1966, año en que fue inaugurado por el entonces Primer Ministro de Portugal el dictador Antonio de Oliveira Salazar, y se le impuso el nombre de Puente Salazar. Después de la Revolución de los Claveles en 1974, una vez instaurada la democracia en Portugal, el puente tomó su nombre actual, conmemorando aquel día histórico del 25 de Abril.

El puente tiene una extensión total de 2,2 km. de los cuales 1,2 km. suspenden sobre el río a 70 metros sobre el nivel del agua. La compañía encargada de la construcción fue la misma que diseñó el Golden Gate de San Francisco, por lo que hay un gran parecido entre los dos puentes. Pero también tuvo que ver el hecho de que ambos están ubicados en áreas sensibles a terremotos, lo cual requería de una empresa con experiencia en ese sentido.

En la actualidad el puente cuenta con dos niveles: el superior de 6 vías para tráfico automóvil y el inferior para tráfico ferroviario, en servicio desde 1999. Su magnífica silueta es todo un referente para los lisboetas y los ciudadanos del entorno de Setúbal y el sur de Lisboa, para quienes constituye la principal vía de acceso a la capital. Desde cualquier lugar elevado de Lisboa se puede ver el puente atravesando el Tajo y la imponente silueta del Cristo Rei mirando la ciudad desde Almada, en la otra orilla.

Puente Vasco da Gama
El puente Vasco da Gama es la construcción más espectacular con que cuenta Lisboa. Se trata de un viaducto que ha marcado un hito en la ingeniería civil europea con sus 17,3 kms. de longitud y una altura de 155 m. sobre el estuario del río Tajo, uniendo las localidades de Montijo y Sacavém, en la región de Grande Lisboa. Fue inaugurado en 1998 como alternativa al puente 25 de Abril, pero hoy en día, además de cumplir con esa función, se ha convertido en una de las imágenes más representativas de la capital portuguesa. A fin de cuentas se trata del puente más largo de Europa y probablemente uno de los más bellos y sostenibles con el medio ambiente. Fue inaugurado para la Exposición Internacional de Lisboa de 1998 y con su nombre conmemora el quinto centenario de la llegada de Vasco de Gama a la India. 

A pesar de que no está permitido atravesarlo a pie, lo que sería una bonita excursión, si puede ser visitado con guías que explican con detalle los datos más interesantes del puente mientras los visitantes contemplan las impresionantes vistas que desde su pasarela pueden apreciarse. Simplemente, cruzar el puente en coche es una experiencia magnífica tanto de día como de noche.

Estuario del Tajo
Una ruta que recomiendo para atravesar ambos puentes, parte del centro de Lisboa, cruza el 25 de Abril, continúa por la autopista que une Almada con Setubal y desde alli se regresa por autopista a Montijo para cruzar el Vasco de Gama y entrar de nuevo en Lisboa. En total unos 100 km.

No hay comentarios:

Publicar un comentario