Google+ Aislado en este planeta: Ciudad Juarez

martes, 8 de noviembre de 2011

Ciudad Juarez


"Jornada de espanto en el norte de México"
"Doce asesinados en Monterrey, tres niños abrasados en Juárez, 145 cadáveres exhumados de las fosas de Tamaulipas y un macabro hallazgo en Durango"

Este es el titular de un diario de noticias de un dia cualquiera. Por desgracia noticias parecidas son frecuentes en la prensa mexicana y en muchos periódicos del mundo que se hacen eco de la terrible situación que vive aquel país.

En medio del caos que se vive en Ciudad Juarez, una periodista navarra, Judith Torrea, es testigo de primera mano y tiene el valor de denunciarlo al mundo de forma machacona.


Suelo escucharla con alguna frecuencia en el programa matinal de RNE donde se asoma a veces, con sus cronicas valientes y desgarradas.

En la primavera pasada publicó un libro: "Juárez en la sombra. Crónicas de una ciudad que se resiste a morir", editado por Aguilar. Una obra que amplía con nuevos contenidos los relatos habituales de su blog, donde publica con regularidad un terrible mosaico de tragedias ocurridas en Juárez, la puerta de entrada de la droga colombiana a Estados Unidos.

Judith ha ganado diversos premios de periodismo en Estados Unidos, Francia y España, entre ellos, el premio Ortega y Gasset de Periodismo Digital 2010 por su blog "Ciudad Juárez, en la sombra del narcotráfico":

Judith es una periodista especializada en narcotráfico, crimen organizado, pena de muerte, inmigración y política en la frontera de México con Estados Unidos.
Como las grandes reporteras, su método es empírico. Cuenta lo que ve y lo que investiga con el valor, casi suicida, que tiene vivir en "Juaritos". Desde 1997 vive a caballo entre las dos fronteras, despues de abandonar un trabajo en la revista People en Nueva York. "Hace 14 años, Ciudad Juárez se convirtió en la culpable de que me enamorara profundamente de México" declara en las primeras líneas de su blog.

9.000 muertos en 4 años
En palabras de Judith, en Juárez no hay democracia, la libertad de prensa no existe, cualquiera puede ser asesinado. Se vive en el imperio de la impunidad, y eso no es una democracia. Lo que tenemos aquí, no es una guerra contra el narcotráfico, es una guerra para el control del narcotráfico, uno de los mayores negocios del mundo, no sólo de México.

Sin duda, Judith Torrea, que nació en Ilarregui hace 37 años, es un ejemplo de periodista valiente, apasionada y entregada a una vocación: Denunciar el genocidio que sufre Ciudad Juarez y otros lugares de México a causa del cáncer que supone la droga sumado a la incompetencia y corrupción de autoridades y políticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario