Google+ Aislado en este planeta: San Saturnino

lunes, 28 de noviembre de 2011

San Saturnino

San Saturnino en procesión
Este año se celebra el IV centenario del nombramiento de San Saturnino como patrón de Pamplona. En 1611 se acordó dedicar la fiesta del 29 de noviembre al recuerdo del santo.
Para conmemorar el centenario y dar a conocer su influencia en el arte, la historia, el protocolo o la iconografía popular, el Ayuntamiento de Pamplona ha preparado una exposición en el Palacio del Condestable que podrá visitarse desde el 30 de noviembre al 3 de marzo, a la que tengo previsto acudir en próximos días. La exposición lleva por título "Pamplona y San Cernin 1611-2011. IV centenario del voto de la ciudad"

Dice la tradición que siendo Saturnino obispo de Toulouse, vino a Pamplona precedido de su colaborador Honesto, para predicar la fe cristiana. Se cuenta también, que sus palabras sirvieron para convertir al senador Firmo, y que el propio Saturnino bautizó en la fe al hijo de éste, Firmus, posteriormente San Fermín. 

El pocico
Se dice igualmente, que utilizaba para bautizar el agua de un pozo que había delante de un templo romano en el que se adoraban dioses paganos, erigido en honor a la diosa Diana, y que con el agua de ese pozo llegó a bautizar hasta 40.000 personas. Sobre aquél templo pagano pudo levantarse la actual iglesia de San Saturnino; y aquél pozo, conocido en Pamplona como "el pocico", sería el que hoy se conserva delante de la iglesia.

Pero volvamos a la figura de San Saturnino. Al margen de los datos locales extraídos de la tradición oral, sabemos de él que fue el primer obispo de Toulouse, que se dedicó a predicar y a evangelizar por el sur de la Galia, concretamente en Aquitania, Pirineos y norte de la Península Ibérica. Se sabe igualmente que sufrió persecución por evangelizar, siendo encarcelado junto con Honesto, en Carcasonne por orden del prefecto Rufino y por último, sabemos también que en una fecha aproximada al año 250, Saturnino fue martirizado atándole con una soga a un toro que le arrastró hasta dejar su cuerpo destrozado. 

Parroquia de San Cernin
La iglesia de San Cernin o San Saturnino, patrón de Pamplona, del siglo XIII, fue el centro religioso del burgo que lleva su nombre. Sus dos altas torres trazan en el cielo un perfil muy personal y emblemático de la ciudad con el popular "gallico" en lo más alto. Su construcción de gruesos muros también sirvió en algunos momentos como fortaleza militar y defensiva en las habituales contiendas con los otros burgos medievales de la ciudad. Desde la fundación del burgo de San Cernin o de los francos a comienzos del siglo XII, hasta que en 1423 se unificó la ciudad de Pamplona mediante el «Privilegio de la Unión» otorgado por Carlos III, las luchas entre los burgos fueron frecuentes alcanzando su mayor intensidad en la Guerra de la Navarrería, en el año 1276.

La iglesia es de estilo gótico de nave única y cabecera poligonal, aunque las numerosas reformas efectuadas durante el siglo XVIII modificaron su aspecto. En 1758 es derribado su claustro medieval para construir en su lugar la capilla de la Virgen del Camino de estilo barroco con planta central de cruz griega inscrita en un cuadrado. De este modo nos encontramos en un mismo templo dos naves perpendiculares, de épocas muy diferentes, ambas de gran belleza, que hacen de este monumento un conjunto muy singular.

San Saturnino en Artajona
La devoción a San Saturnino está muy extendida en España siendo patrón de las poblaciones de Pamplona, Artajona, San Sadurní de Noya, San Saturnino de Osormot, Sant Sadurní de l'Heura y Montmajor.


Sait Sernin en Toulouse
En Francia, donde se le conoce como Saint Sernin, se le honra desde el siglo IV a partir del cual hay constancia de diversos templos en la ciudad de Toulouse. Hacia el año 1070, se inicia la construcción del templo románico que perdura hasta hoy. El edificio de estilo románico con modificaciones góticas y renacentistas, sorprende por la magnitud y la belleza de su nave, por su campanario de arquitectura magistral y también por la calidad de sus esculturas. La basílica San Sernin es una parada obligada en la peregrinación a Santiago de Compostela, en el camino de Arles.

En los recodos de estas historias se quedó San Honesto, nombrado obispo de Pamplona por San Saturnino, que pudo ser quien realmente bautizara a San Fermín, aunque el tema no parece claro. San Honesto, santo francés nacido en Nimes, es el gran olvidado en el calendario festivo pamplonés, a pesar de que hay historiadores que lo reconocen como el tercer patrono de la ciudad, después de San Saturnino y San Fermín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario