Google+ Aislado en este planeta: Una utopía... alcanzable

sábado, 26 de noviembre de 2011

Una utopía... alcanzable

En los últimos tiempos estamos viviendo grandes contradicciones en el sistema político que nos dirige, principalmente en Europa. Por ejemplo, ¿de que sirve el sistema democrático que nos lleva a votar a nuestros representantes, si en la práctica nos gobiernan otras fuerzas que denominamos "los mercados"?

Estamos presenciando como gobiernos salidos de las urnas, tienen que apartarse para dejar paso a gobernantes tecnócratas que no han sido elegidos por el pueblo y que intentan aplicar medidas que sirvan para aplacar la voracidad de los mercados. En definitiva, plegándose a sus dictados.

Todo esto tiene que cambiar y ahora puede ser posible ya que tenemos en nuestras manos un arma hasta hace poco impensable. Se llama Internet y su enorme capacidad de comunicación. Información que puede llegar a todo el mundo sin pasar por el filtro de los medios de comunicación de un signo u otro, portavoces oficiales del sistema. Y es a través de Internet como he recibido esta información y también como la retransmito de modo que podemos multiplicar su difusión sin límites. Al final, el mensaje puede calar.

En las últimas semanas esta circulando por la red una teoría esperanzadora que ha estudiado y desarrollado un profesor austríaco llamado Christian Felber, formado en Viena y en Madrid en diferentes disciplinas como Filología Española, Ciencias Políticas , Psicología y Sociología.

El estudio de Felber se llama "La Economía del Bien Común"
"Modelo Económico Alternativo al sistema de mercado capitalista y a la economía planificada. Un modelo económico sostenible".

En la red hay muchas publicaciones al respecto. Un resumen de la propuesta, elaborado por el propio autor, se puede leer en:

Más extensamente, podemos ver la presentación que el propio Christian Felber hace de su teoría en este video, donde demuestra que existen iniciativas con fundamento para poner en marcha un modelo económico alternativo. Merece la pena que lo difundamos lo más ampliamente posible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario