Google+ Aislado en este planeta: Azúcar de caña

sábado, 5 de mayo de 2012

Azúcar de caña

La verdad es que Motril, capital de la Costa Tropical granadina, no cuenta con un gran patrimonio monumental o artístico pero a cambio ofrece un clima excepcional, bonitos parajes en las cercanías y algunas curiosidades para visitar que le convierten en un sitio interesante para hacer una parada en el camino.

Vega de Motril vista desde Salobreña
Se puede tomar el tibio sol de primavera que luce sin falta todos los días, se puede llegar en una hora a los pintorescos pueblos de las Alpujarras, en las laderas del sur de Sierra Nevada y se puede tomar un fino acompañado de un pescaíto recien sacado del mar, en una terracita del muelle pesquero. 

Entre los atractivos turísticos que el municipio quiere promocionar está la historia de Motril como capital del azúcar de caña durante un largo período de su historia. Para ello, se ofrece al visitante un recorrido didáctico y ameno a través de un Centro de Interpretación y de un Museo construido sobre los restos del antiguo Ingenio de la Palma. Con el nombre de ingenio, se identifican a partir del siglo XVI las grandes y nuevas manufacturas de azúcar en todo su conjunto, es decir, locales, maquinaria y herramientas en contraposición a las antiguas y modestas "aduanas del azúcar" de la época nazarí y morisca.

La zafra
Es el único de los muchos ingenios que existieron en las costas andaluzas del que se han conservado suficientes vestigios históricos y materiales. Gracias a los hallazgos arqueológicos se han podido recrear todos los procesos de fabricación del azúcar en época preindustrial, así como los lugares donde se realizaban. En el Ingenio de la Palma se puede ver el palacio de cañas, la zona de molienda con una reproducción del molino hidráulico, su sala de prensas, con una prensa de madera recreada sobre las estructuras de piedra originarias, las cocinas y la sala de refino, donde finalmente se obtenían los panes de azúcar. El recorrido de la visita se complementa con paneles explicativos, dibujos, maquetas y audiovisuales que ayudan a comprender los antiguos procesos de fabricación del azúcar.

Motril, su historia, cultura y paisaje han permanecido unidos a los procesos de explotación y fabricación del azúcar de caña durante casi mil años. Las primeras noticias sobre la presencia en al-Andalus de este cultivo se remontan al siglo X, en las costas granadinas. La caña tiene su origen en el sureste asiático de donde pasó a la India y a Egipto extendiéndose por el Mediterraneo y arraigando con fuerza en la costa granadina aprovechando sus excepcionales condiciones climáticas, siendo esta franja costera la única zona de Europa en donde se desarrolló. Posteriormente la caña viajo a Canarias y de allí, trás el Descubrimiento, dio el salto al centro y sur del continente americano.

Molino de caña
El auge en la producción de azúcar se centró entre los siglos XVI y XVIII en los que hubo hasta once ingenios en esta zona. En este período su propiedad estuvo en manos de comerciantes genoveses y de las oligarquías urbanas. La obtención preindustrial de azúcar de caña se prolongó durante tres siglos de esplendor productivo, mercantil y financiero interrumpidos por algunas crisis ocasionales como la peste que asoló Motril en 1679 y por las dificultades de producción debidas a la escasez de combustible ya que la provisión continua de leña para los ingenios y la ampliación de zonas de cultivo, fueron la causa de la deforestación de los bosques circundantes que dejaron paso a la actual vega de Salobreña y Motril. Posteriormente, con la aparición de la máquina de vapor en el siglo XIX la producción industrial se mantuvo hasta nuestros días. De hecho, fue en 2006 cuando cerró el último ingenio azucarero situado en la localidad de Salobreña.

Rio Guadalfeo y Sierra Nevada
Herencia de aquella tradición azucarera, queda en Motril una fábrica de ron fundada hace 50 años que elabora un ron pálido y un reserva, con métodos artesanales. Ante la falta de materia prima local, el ron Montero se elabora con melazas seleccionadas e importadas de varios países. La producción es limitada y de calidad y su consumo se centra en Andalucía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario