Google+ Aislado en este planeta: Australia, folclore y sentimiento

miércoles, 13 de junio de 2012

Australia, folclore y sentimiento

Australia es una inmensa isla-continente situada al sur de Indonesia y Papua-Nueva Guinea, entre los océanos Pacífico e Índico. Mide cerca de 4.000 km de Este a Oeste y 3.200 km de Norte a Sur siendo el sexto país más grande del mundo. La zona interior del país es llana, árida y escasamente poblada. El grueso de la población se encuentra repartido entre la llanura oriental costera, fértil y estrecha, y la costa suroriental. La Gran Cordillera Divisoria discurre de Norte a Sur por la costa oriental, separándola de las secas llanuras del interior (outback). La Gran Barrera de Coral, la mayor del mundo, está localizada entre 50 y 300 km mar adentro y se extiende a lo largo de 2.000 km a lo largo de la costa oriental.

Australia estaba poblada desde hace miles de años por los aborígenes y no es hasta el siglo XVI cuando comenzaron las exploraciones europeas. Primero llegaron los navegantes portugueses que fueron seguidos por los exploradores holandeses y por el arriesgado pirata inglés William Dampier. El capitán James Cook navegó por toda la costa oriental en 1770, deteniéndose en Botany Bay. Poco después reclamó el continente como propiedad de Gran Bretaña y lo denominó Nueva Gales del Sur.

En 1779, Joseph Banks, un naturalista que viajó con Cook, sugirió que Gran Bretaña podría resolver los problemas de hacinamiento de sus prisiones si trasladaba a los convictos a Nueva Gales del Sur. En 1787, partió la primera flota para Botany Bay bajo el mando del capitán Arthur Philip, quien se convertiría en el primer gobernador de la colonia. La flota se componía de 11 barcos, 750 convictos (hombres y mujeres), cuatro compañías de marinos y provisiones para dos años. Philip arribó a Botany Bay el 26 de enero de 1788, aunque enseguida se trasladó hacia el Norte, a Sydney Cove, donde la tierra y el agua eran mejores. Para los recién llegados, Nueva Gales del Sur fue realmente un lugar terrible e inhumano, y durante 16 años aquellos pioneros soportaron la amenaza del hambre.


Durante las siguientes décadas, otros colonos libres se sintieron atraídos por Australia, aunque lo que verdaderamente cambió el aspecto de la colonia fue el descubrimiento de oro en la década de 1850. La afluencia de inmigrantes y ciertos hallazgos de importancia relanzaron la economía y transformaron irrevocablemente las estructuras sociales de la colonia. Los aborígenes fueron expulsados por la fuerza de sus territorios a medida que los nuevos colonos habilitaban las tierras para la agricultura o la minería. La revolución industrial de Inglaterra requería por aquel entonces abundante materia prima y los recursos agrícolas y minerales de Australia fueron capaces de satisfacer la demanda.

La vida en duras condiciones y el contacto con una naturaleza salvaje, ha forjado el caracter de los australianos quienes a pesar de la modernidad del país, aun se sienten atraidos por la vida al aire libre en los desolados parajes y por la tradición y las leyendas románticas de la época colonial. Esto se refleja, aun hoy en día, en sus costumbres y en su música.

"Waltzing Matilda" es la canción folclórica más conocida de Australia, especialmente en el ámbito internacional y se considera como "himno nacional" no oficial. Para los australianos es su canción más arraigada y a la que tienen más cariño. Es la que suena con más frecuencia en cualquier fiesta del país. Incluso existe un museo dedicado a ella en Winton, Queensland. Fue compuesta en 1895 por Andrew Barton Paterson, un poeta nacionalista australiano, más conocido como «Banjo» Paterson.

La canción cuenta la historia de un vagabundo que acampa una noche al lado de una laguna (billabong) y mientras toma un té, una oveja (jumbuck en inglés australiano) se acerca a beber agua y el vagabundo la roba para alimentarse. El propietario, que es un terrateniente, se da cuenta y llama a tres policías para que arresten al vagabundo. Éste, antes que ser detenido por el robo de una oveja, prefiere saltar al agua y morir ahogado. La canción termina contando que puede oirse al fantasma del vagabundo tocando una canción que invita a los viajeros a bailar el vals con él, saliendo por los caminos. "Waltzing Matilda" se considera tradicionalmente como una canción que celebra el desafío de la gente pobre frente al poder de los ricos y del estado autoritario. La letra de la canción contiene muchas palabras típicamente australianas, algunas de ellas se utilizan muy raramente en el lenguaje cotidiano del país.

Recomiendo escucharla en este vídeo, en versión de Slim Dusty y advierto que es muy pegadiza lo que invita a oirla más de una vez.


http://www.youtube.com/watch?v=CwvazMc5EfE


Esta otra versión, aunque la considero inferior, transmite mucho más la emoción de un público entregado:
http://www.youtube.com/watch?v=QOfyHjRONLo&feature=player_embedded#!

Para quienes se atrevan con la traducción nada fácil del "aussie" (inglés-australiano), en esta web pueden ver la letra de la canción.
http://www.imagesaustralia.com/waltzingmatilda.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario