Google+ Aislado en este planeta: Zara, una hazaña empresarial

sábado, 2 de junio de 2012

Zara, una hazaña empresarial

Entre las escasas empresas españolas que navegan de forma boyante a través de la crisis, se encuentra Zara y por extensión el grupo del que forma parte: Inditex. En estos días, la compañía textil ha alcanzado el primer puesto por capitalización en la bolsa española tras superar a Telefónica, con un capital de 43.178 millones de euros. Desde que empezó 2012, los títulos de Inditex se han revalorizado casi un 11%, lo que contrasta con el 24% que ha cedido el conjunto del Ibex 35.

Inditex S.A. es un grupo multinacional español de fabricación y distribución textil. Tiene su sede central en Arteixo, La Coruña. El Grupo Inditex está presente en más de 80 países con más de 5.500 tiendas y unas ventas de más de 12.500 millones de euros a través de las marcas Zara, Zara Home, Massimo Dutti, Pull & Bear, Bershka, Oysho, Kiddy's Class, Uterqüe o Stradivarius, entre otras.

Zara es la marca estrella del grupo. En el ranking mundial de marcas, ha ganado 20 puestos en 2011 y ocupa el lugar 66 en el ranking top 100 de las mejores marcas mundiales de todos los sectores. En el segmento de moda, la cadena del grupo Inditex está en el grupo de cabeza del ranking mundial, compitiendo en igualdad con otros dos gigantes del textil; la sueca H&M y la americana Nike.

Inditex dispone de una red de 1.940 tiendas en toda España, entre todas sus marcas. En toda Europa son más de 4.200, en América, 425 y en Asia y resto del mundo, más de 860 establecimientos. En conjunto da trabajo a casi 110.000 empleados, un 80% de los cuales son mujeres.

La empresa pisa fuerte en China y apuesta por una clientela potencial de 1.300 millones de consumidores de sus productos, para convertir ese mercado en el segundo más fuerte detrás de Europa. El grupo textil gallego prevé acabar el ejercicio 2012 con una presencia récord en China, alcanzando las 425 tiendas de las cuales 130 se abrieron el pasado año y 150 se abrirán en el presente ejercicio, además de poner en marcha su tienda online. 

Nuevos conceptos y nuevas tendencias se ponen en marcha en la nueva tienda de Zara en la Quinta Avenida de Nueva York, la séptima que abre en la ciudad. Un renovado concepto arquitectónico y de diseño interior que aleja a la marca del modelo tradicional de las cadenas y lo acerca más al de una tienda por departamentos. El establecimiento, ubicado en el edificio Tishman en la zona más selecta de la Quinta Avenida,  dispone de una fachada de 23 metros que da entrada a 3.500 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, donde se presenta una imagen de Zara totalmente renovada.

La tienda, que da trabajo a 450 personas, incorpora los más avanzados elementos de sostenibilidad y ecoeficiencia que de forma inteligente ahorran luz y climatización en función de la presencia de público con el resultado de un ahorro del 30 por ciento de energía respecto a una tienda convencional.

Zara NY


¿Donde radica el éxito de Inditex?. De acuerdo a las manifestaciones de Amancio Ortega y de otros directivos de la empresa, éstas son las claves que se citan repetidamente:
  • Producto muy acertado, lo que implica ofrecer ropa a la última. Ello supone detectar e interpretar las tendencias de la moda y los gustos de los clientes a través de numerosos ojeadores en las zonas más "in" del planeta.
  • Renovación constante de stock, sobre todo en Zara, que cambia en un 40% todas las semanas y cada 3 días llegan nuevas remesas de ropa a las tiendas. Esto supone que mientras otras marcas fabrican su colección para toda la temporada, Zara modifica continuamente sus productos conforme a lo que la gente va pidiendo. El cliente sabe que, si le gusta algo, tiene que comprarlo, porque cuando vuelva probablemente no lo encuentre.
  • Buena relación calidad-precio. Es otro de los aspectos en los que siempre ha destacado Zara. Ha democratizado y revolucionado la moda consiguiendo que la gente pueda vestirse bien sin gastar mucho, en más de setenta países del mundo.
  • Integración vertical del proceso. Inditex controla el ciclo completo de diseño y fabricación, para completar después la cadena con la distribución y venta en tiendas propias, convirtiendo al cliente en su fuente de información privilegiada y no un mero receptor de mercancía. Esta integración proporciona a Inditex plazos cortos de suministro, evita costosos stocks y elimina el riesgo de obsolescencia en sus almacenes. En definitiva reducción de costes a la par que una oferta más atractiva.
  • La tienda como factor estratégico. El espíritu de lo que significa el punto de venta se expresa en estas palabras de su fundador: "Somos una red de tiendas con una compañía adosada. Vivimos para que la tienda esté enfocada en vender. Todos los demás estamos a su servicio". Por eso, Amancio Ortega tiene claro que "el dinero hay que ponerlo en la tienda", donde va el cliente. La fórmula; magníficos equipamientos y un enclave estratégico en las ciudades, en las mejoras zonas y en ellas un responsable de tienda que funciona como un director general dentro de la compañía.

En cuanto a la fabricación, una gran parte de la misma se realiza en las fábricas pertenecientes al grupo, donde se desarrolla totalmente el diseño, el corte y el acabado final de las prendas, subcontratando la fase de confección con empresas especializadas ubicadas principalmente en la zona del noroeste español y otras de países europeos.

Toda la producción, con independencia de su origen, se recibe en los centros logísticos de cada una de las cadenas, desde los que se distribuye simultáneamente a todas las tiendas del mundo con una frecuencia elevada. La distribución se realiza dos veces por semana, incluyendo siempre en cada envío nuevos modelos, lo que permite una constante renovación de la oferta en las tiendas. El sistema es tan ágil que permite la entrega a la tienda en un plazo medio de 24 horas en Europa y 48 horas para los establecimientos de América o Asia. Inditex demuestra así que no es necesario trasladar las fábricas a China para alcanzar una elevada competitividad.



A grandes rasgos, ésta es la historia de la compañia que va de una simple tienda a un imperio mundial en menos de cuatro décadas.

1963: Amancio Ortega funda una empresa dedicada a la fabricación de prendas de vestir que crece rápidamente.
1975: Se abre la primera tienda con la denominación Zara en una céntrica calle de La Coruña.
1985: Se crea Inditex como cabecera del grupo de empresas.
1988: Se abre la primera tienda fuera de España, en Oporto, a la que siguen inmediatamente Nueva York y París.
1991: Inicio de la diversificación en marcas del grupo.
2001: Inditex sale a bolsa y en dos meses forma parte del selectivo Ibex 35.
2006 y 2007: Creación de las plataformas logisticas de Zaragoza, León y Alcalá de Henares que coinciden con una fuerte expansión internacional.
2012: Inditex es el primer valor de la Bolsa española por capitalización, después de superar a Telefónica y Amancio Ortega es la quinta fortuna mundial, según Forbes.

Esta meteórica carrera coloca a Inditex en el centro de las miradas del mundo industrial y es ejemplo de modelo empresarial de éxito, que se estudia en universidades y foros de negocios de todo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario