Google+ Aislado en este planeta: Aogashima, un capricho de la naturaleza.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Aogashima, un capricho de la naturaleza.


Cuando ves estas fotos, te viene a la mente la isla de los dinosaurios de la famosa película de Spielberg. ¿Realmente existe esta isla o es el resultado de efectos especiales para recrear un lugar increíble?


Pues por lo visto, esta maravilla natural existe. Se trata de la isla Aogashima y está en el Mar de Filipinas, al sur del archipiélago nipón. Tiene apenas 5,98 km² y alberga dos volcanes, uno dentro de otro y según el censo, tiene una población de casi 200 personas, constituyendo el pueblo más pequeño y menos poblado de Japón. 


Está situada a 350 kilómetros al sur de Tokio y pertenece al parque insular Fuji-Hakone-Izu.  Aogashima fue descubierta en 1785 por Japón e incorporada a su reino al que siempre ha pertenecido. 



Este impresionante monumento natural se formó por la superposición de restos de cuatro volcanes submarinos. Más que una isla, parece un castillo en el mar. Sus paredes son inexpugnables con escarpados acantilados, formados por capas de lava que rodean la isla, consecuencia de los sucesivos depósitos volcánicos. La última erupción ocurrió en la época de su descubrimiento. Aunque actualmente los volcanes permanecen dormidos, todavía se encuentran en muchos lugares de la isla respiraderos de vapor muy caliente, que los locales utilizan como sauna y para cocinar los alimentos. La isla disfruta de un clima cálido y húmedo, bastante agradable, pero no tiene playas ni puertos naturales y tampoco otras islas cercanas por lo que es un punto en medio de la nada.


En los últimos años se han puesto en marcha nuevas líneas de barcos y helicópteros desde Honsu, la isla principal de Japón, hasta Aogashima, que empieza a revelarse como un lugar idílico para hacer turismo. Observando las fotos, vemos que solamente dispone de un minúsculo puerto, mal comunicado con la zona habitada del interior, por una estrecha y escarpada carretera que hace un recorrido inverosímil, por lo que es obligado pensar en el helicóptero para acceder con cierta facilidad.

Desde luego que visitar este paraiso natural, constituye uno de los destinos más exóticos y exclusivos que podemos imaginar.

(Pulsa en cada foto para ampliarla ya que están en una calidad aceptable)

No hay comentarios:

Publicar un comentario