Google+ Aislado en este planeta: "God Save the Queen" y la fístula del rey

viernes, 26 de octubre de 2012

"God Save the Queen" y la fístula del rey

"God Save the Queen" ("Dios Salve a la Reina") es una canción patriótica británica, que tradicionalmente ha sido interpretada como himno nacional del Reino Unido y sus colonias y como himno real de la Familia Real Británica. Su título varía dependiendo de que el monarca británico sea hombre o mujer cambiando la apelación "king" por "queen".

Luis XIV, el Rey Sol
El antecedente de "God save the King", se encuentra en la pieza "Grand Dieu sauve le Roi" compuesta por Jean-Baptiste Lully, que fue posteriormente adaptada por Handel y vendida a la monarquía británica como himno real. En el origen de esta música se encuentra una anécdota algo jocosa. Fue Luis XIV, conocido como "el Rey Sol", (1638 – 1715), la máxima representación de la monarquía absolutista, que llevó a Francia a una de sus épocas más gloriosas. Naturalmente, durante su reinado, no todo fueron días de miel y rosas, ya que durante años estuvo "sufriendo en silencio", y más en concreto padeciendo de una fístula anal. Al parecer sufría de un problema de estreñimiento crónico que acabó causándole la fístula con sus tremendos dolores al evacuar. Siguió todos los tratamientos conocidos en la época, que no hicieron otra cosa que empeorar la real parte. 

Llegó un momento en que su estado era insoportable y ordenó a sus médicos que le dieran un remedio definitivo. La consulta de galenos decidió que la única solución era una intervención quirúrgica, ...pero nunca se había hecho antes. Así que necesitaron un tiempo para experimentar con otros pacientes, no se sabe si voluntarios o por la fuerza, que debieron sufrir algún que otro contratiempo, hasta que el médico personal del rey, consideró que ya estaba preparado.

Palacio de Versalles
Así que una alegre mañana de 1686, el rey adoptaba una posición nada digna y el médico se ponía manos a la obra. La intervención fue todo un éxito y después de unos meses de recuperación, el Rey Sol aparecía montado en su caballo. La curación del rey fue motivo de alegría para el pueblo francés y uno de los mejores músicos de la época, Jean Baptiste Lully, francés de origen italiano, decidió componer la canción "Grand Dieu sauve le Roi" que tuvo un gran éxito popular y que más tarde, llegaría a convertirse en el himno de la monarquía hasta la revolución francesa.

Georg Friedrich Händel
Handel, el músico alemán que se nacionalizó inglés, estaba en 1714 de visita en Francia donde conoció la canción y se quedó con su música pegadiza. Al nombramiento de Jorge I como rey de Inglaterra, Handel traslada su domicilio a Londres y a partir de entonces verán la luz sus mejores composiciones, entre ellas su más famoso oratorio: "El Mesías". Recordando aquella música que había escuchado en Francia, y haciéndole algún arreglo, se la ofreció a Jorge I como creación propia y así terminó por convertirse en "God save the Queen", que actualmente se interpreta en ceremonias oficiales y actos importantes del Reino Unido y de los territorios de la Commonwealth, aunque hay que considerar que el himno no ha sido jamás adoptado oficialmente por Proclamación Real ni por ley del Parlamento Británico.

Este himno nació en Francia, se adoptó en Inglaterra y posteriormente, en distintas versiones y con letras diferentes, pasó a otros países como himno real o nacional. Tal es el caso de Liechtenstein, Suecia, Alemania o el Imperio Ruso, donde su letra decía "Dios salve al Zar".

"God save the King" interpretado durante la coronación del rey George V, en 1911

No hay comentarios:

Publicar un comentario