Google+ Aislado en este planeta: La Casa Blanca

domingo, 19 de mayo de 2013

La Casa Blanca

Si hay un lugar singular y conocido de Estados Unidos y que vemos con frecuencia en las noticias y en las películas, ese lugar es The White House, la Casa Blanca, el lugar de residencia del Presidente de los Estados Unidos. Es actualmente el centro de operaciones más importante del mundo. Un lugar en donde se toman las decisiones que van a influir en todo el planeta y donde seguramente no ocurre casi nada de lo que nos muestra el cine.

Este edificio emblemático terminado en 1800, con un coste de 232.000 dólares de la época, constituye uno de los símbolos de libertad y orgullo americanos pero que, paradójicamente fue construido, en su mayor parte, por esclavos afroamericanos. Nada extraño por otra parte, ya que en aquella época la esclavitud aportaba la mano de obra de todas las construcciones y también de los servicios personales de los mandatarios americanos, incluida la Casa Blanca. Esta situación cambió a partir de la presidencia de Abraham Lincoln, que abolió la esclavitud en 1863. 


La Casa Blanca se construyó a partir del año 1790 en un estilo neoclásico, siguiendo el modelo creado por Palladio, el famoso arquitecto veneciano del siglo XVI. El presidente George Washington, junto con el diseñador de la ciudad, Pierre Charles L'Enfant, escogió el sitio donde se construiría. Mediante un concurso se eligió al arquitecto irlandés James Horban, que ganó la medalla de oro por el diseño que hoy conocemos.

El 12 de octubre de 1792, en Georgetown que era el nombre del lugar en aquel momento, se colocó la primera piedra de la "Casa del Presidente". Entre las autoridades de la época había un distinguido número de masones de una logia de Georgetown y fue su Gran Maestro y alcalde de la cuidad, Peter Casanave, quien tuvo el honor de oficiar la ceremonia, colocando la piedra angular y pronunciando una oración. Lo más singular de aquella ceremonia es que el hombre que la dirigió, se llamaba originalmente Pedro Casanave, era español y navarro para más señas. 

La fachada norte en el billete de 20 dolares
Hay poca información fiable de este personaje pero al parecer fue un comerciante de éxito tanto en los negocios como en su vida social y había emigrado a Estados Unidos en 1785. Aunque a su llegada apenas hablaba inglés, se valió del apoyo de su tío, Juan de Miralles, muy apreciado por el mismísimo George Washington por sus buenos oficios como enlace entre la Corona española y los insurgentes americanos durante la Guerra de la Independencia. Posiblemente su apellido original no fuese Casanave sino Casanova, Casanueva o más probablemente Etxeberría, en su origen. Poco más se sabe de este paisano. Solo hay certeza de que murió bastante joven, en 1796, según se deduce de una copia de su testamento que se conserva en los archivos de la logia masónica de Potomac de la que fue Gran Maestro. 

Aunque Washington supervisó la construcción de la casa, nunca vivió en ella. No fue hasta 1800, con el edificio casi terminado, cuando John Adams y su esposa, se trasladaron a vivir allí, siendo sus primeros residentes. El siguiente presidente, Thomas Jefferson, descubrió que el edificio era pequeño e inició los planes de ampliación con el diseño de dos alas al Este y al Oeste, para acoger las operaciones domésticas de lavandería y cocina, además de un establo y un almacén.

En 1814, durante la guerra anglo-estadounidense, los británicos lograron penetrar en zonas de Maine y Washington D.C. haciendo arder sus edificios públicos, incluyendo la Casa Blanca y el Tesoro. James Madison fue el único presidente de los Estados Unidos que debió huir de la Casa Blanca y de la capital federal, ante el avance de tropas extranjeras. El edificio, que había quedado en ruinas, debió ser reconstruido.

El Despacho Oval y su inquilino.
Foto de Pete Souza, fotógrafo oficial de la Casa Blanca

La Casa Blanca fue ampliada varias veces, concretamente a finales del siglo XIX y comienzos del XX. La famosa oficina del Presidente, el Despacho Oval, fue instalado en 1909. La Casa Blanca es uno de los primeros edificios del gobierno federal que se hizo accesible para una silla de ruedas, gracias a las modificaciones efectuadas durante la presidencia de Franklin D. Roosevelt, que era parapléjico. En 1949 el presidente Harry Truman tuvo que abandonarla debido a la inestabilidad del edificio, provocada por el escaso mantenimiento. Durante tres años se rehabilitó el edificio que volvió a ser residencia presidencial en 1952.

Theodore Roosevelt en 1903
Retrato de John Singer Sargent
En los años 60, la Primera Dama, Jacqueline Kennedy, dirigió la redecoración más importante de la mansión en toda su historia. Se eligió un extenso temario con motivos de la Roma antigua para las distintas estancias. Se adquirieron muebles antiguos, y telas decoradas. Muchas de las antigüedades, pinturas finas, y otras mejoras del período de Kennedy, fueron donadas a la Casa Blanca por contribuyentes millonarios.

La Casa Blanca debe su nombre al presidente Theodore Roosevelt y así se le conoce oficialmente desde 1901. Roosevelt, que fue uno de los grandes presidentes americanos, fue el primero en utilizar el automóvil en sus viajes, el primero el viajar al extranjero, concretamente a Panamá y el primer presidente que fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz, en 1906.

La Casa Blanca es un edificio de razonables proporciones rodeado de una extensa zona ajardinada, situado en el nº 1600 de la Avenida Pensilvania, al noroeste de Washington D. C. No es demasiado grande ya que cuenta con 132 salas, 35 baños, 28 chimeneas, 16 dormitorios, 8 escaleras, 3 ascensores y 3 cocinas. Por otra parte es también un extraordinario museo debido a su exquisita decoración con pinturas históricas y objetos artísticos procedentes de todo el mundo, además de una magnífica biblioteca. 

Vista aérea
Aunque no hay ninguna intención de ponerla a la venta, la Casa Blanca está tasada en 80 millones de dólares. La mansión presidencial puede ser visitada por el público de forma gratuita en grupos guiados. Otra cosa es la dificultad que esto entraña pues requiere de inscripción previa y de largos plazos de espera.

Más curiosidades en la web oficial, parcialmente en español: http://www.whitehouse.gov/espanol

No hay comentarios:

Publicar un comentario