Google+ Aislado en este planeta: Mitos para la historia

jueves, 26 de septiembre de 2013

Mitos para la historia

Cine y música son dos manifestaciones artísticas de gran relevancia. Cuando se combinan y los ingredientes son de calidad, el resultado es maravilloso. Hay dos historias separadas, una película y una canción, que se cruzaron en algún momento y que en mi memoria quedaron unidas, de forma que una siempre me lleva a la otra.

Marianne musa de los Rolling Stones
Escuchando a los Rolling Stones, me vino al recuerdo alguna historia de los personajes de la época. En los primeros tiempos de la banda, grabaron una canción titulada "As Tears Go By" que interpretaba Marianne Faithfull, novia de Mick Jagger, que fue una de las rubias fabulosas y salvajes de los rockeros años sesenta.

Marianne escribió la mítica canción "Sister Morphine" e inspiró muchas más como "Let's Spend The Night Together", "She's Like a Rainbow" y "Wild Horses", el adiós definitivo que el cantante dedicó a su novia. Después, ella se precipito en su infierno personal de drogas e intentos de suicidio, que felizmente logró superar, resurgiendo en 1979 con "Broken English", un álbum muy influyente en la época y su mejor obra.

Es precisamente en este álbum donde aparece "La Balada de Lucy Jordan", una bella canción que también fue interpretada por la banda de rock Dr. Hook & the Medicine Show de gran éxito en los años 70.

Reina de los felices sesenta

Pero es la interpretación de Marianne la que cuenta. Tiene un estilo vocal desgarrado y ella misma se define: "Mi voz es madura y está cargada de tiempo, marcada por cada cigarrillo que fumé y cada whisky que bebí." Fue el paso de la voz angelical a la voz decadente, pero siempre hermosa. La letra de "La balada de Lucy Jordan" habla de un ama de casa desengañada, frustrada, casi suicida, soñando con ilusiones imposibles que contrastan con su vida anodina.
At the age of thirty-seven
She realised she'd never ride
Through Paris in a sportscar
With the warm wind in her hair….
La canción tuvo cierto éxito pero su verdadero remake llegó en 1991, de la mano de Ridley Scott que eligió este tema para incluirlo en la banda sonora de su monumental filme "Thelma y Louise"Esta película, aunque de difícil clasificación, es una comedia dramática donde se mezclan diversos géneros como los de “road movie”, oeste moderno, camaradería y película policíaca. 

Lo esencial de la acción pasa en la carretera. Las dos heroínas atraviesan los paisajes suntuosos de Arkansas y Arizona, en un Ford Thunderbird del 66 descapotable, con los cabellos al viento, lo que evoca una sensación de libertad. Ellas son Thelma (Geena Davis), un ama de casa que vive en una existencia anodina y nada gratificante junto a su marido, un machista redomado que anula su personalidad, así que su filosofía consiste en dejar las cosas como están y Louise (Susan Sarandon) que es camarera en una cafetería y espera en vano que su novio le pida matrimonio. Piensa que cada uno tiene lo que se busca y lleva una vida algo alocada pero frustrante.

La película de Ridley Scott
Las dos deciden que lo que necesitan es un fin de semana alejadas de la rutina y emprenden un viaje en el Thunderbird de Louise. Durante su escapada, debido a un incidente de agresión sexual, se convertirán en fugitivas de la Ley por plantar cara a la violencia machista que se ejerce contra las mujeres. En la huida hacia México a través de varios Estados, mostrando el paisaje y el modo de vida americanos, se suceden diversos incidentes, lances amorosos, engaños y nuevos delitos que hacen que las cosas se precipiten sin control, de modo que no hay vuelta atrás. 

Hay un dialogo genial con el policía que quiere convencerlas de que se entreguen, que muestra el punto sin retorno al que han llegado: 
- ¿Quiere salir de esto con vida?
- Sabe, pasan por mi cabeza un montón de palabras como... cárcel, interrogatorios, silla eléctrica, cadena perpetua, cosas así, ¿me comprende? ¿Y dice que si quiero salir con vida?
Toda la acción va acompañada de una banda sonora perfectamente vinculada al tema de la película. En cuanto a "La balada de Lucy Jordan", cantada por Marianne Faithfull, mientras conducen toda la noche por el desierto, parece resumir el personaje de Thelma y prepara el ambiente llevando al espectador hacia la idea de que no hay escapatoria y de que algo dramático tiene que ocurrir.

Huyendo hacia su destino en el Thunderbird del 66
La escena final es una acción terrible hacia la que se ven abocadas. Aunque podrían entregarse están ya cansadas de la vida, de los hombres y de su fatalidad, hacen lo único que definitivamente las libera de todo. Deciden juntas, tomar las riendas de su vida aunque solo les quede una última decisión. Y saltan…

En este vídeo se puede degustar una lograda combinación de escenas de la película con "La balada de Lucy Jordan" en versión de Marianne Faithfull, como música de fondo.
http://www.youtube.com/watch?v=S7GoTAmvxw0/

"La balada…" también se puede escuchar en directo y en varias versiones en http://grooveshark.com/#!/search?q=The+Ballad+of+Lucy+Jordan

No hay comentarios:

Publicar un comentario