Google+ Aislado en este planeta: 50 años matando a Kennedy

jueves, 21 de noviembre de 2013

50 años matando a Kennedy

Durante la historia de los Estados Unidos, ocho presidentes murieron en su cargo. De estos ocho, cuatro murieron por causas naturales y cuatro fueron asesinados. De estos últimos, Abraham Lincoln fue el primero en morir mediante un disparo en la cabeza, efectuado por John Wilkes Booth. el 14 de abril de 1865. Dieciséis años después, el 19 de septiembre de 1881, el presidente James A. Garfield fue herido de bala por Charles Julius Guiteau y falleció dos meses más tarde. En septiembre de 1901, William McKinley fue tiroteado por Leon Czolgosz, un anarquista que le causó las heridas que acabaron con su vida una semana después. Por último, el magnicidio más reciente y el de más resonancia a nivel mundial, fue el de John F. Kennedy asesinado con dos disparos de rifle por el francotirador Lee Harvey Oswald el 22 de noviembre de 1963 en la ciudad texana de Dallas.

John y Jacqueline Kennedy

JFK, el presidente número 35 de Estados Unidos, el único católico en ocupar la Casa Blanca, estaba al final de su tercer año en el poder, y aunque aún no era oficial su candidatura a la reelección, era presumible que se presentara y que ganara de nuevo. 

Cinco décadas después de su muerte, la sociedad estadounidense no ha logrado dilucidar si realmente Oswald actuó en solitario, tal como dictaminó la polémica Comisión Warren, o si hubo detrás grupos de poder apoyados por la CIA y el Pentágono, descontentos con las políticas de Kennedy hacia Cuba y la ex Unión Soviética. Con su muerte se inaugura una década convulsa para un país que poco después asistiría a los asesinatos de Luther King, un pastor de la iglesia baptista defensor de los derechos civiles, de Robert Kennedy, hermano del presidente, y de Malcolm X, un activista y luchador por los derechos de los negros.

Dialogando con Nikita Kruschev

Pero la pregunta del millón sigue vigente: ¿Quién mató a JFK?. Fue Bobby Kennedy, por aquel entonces fiscal general, quien declaró: "Mi hermano tenía dos grandes enemigos: la mafia y Fidel Castro, y yo creo que fue este último quien lo mató". Y bien pudo ser así ya que tras la crisis de los misiles, resuelta exitosamente por Kennedy, el dirigente cubano le veía como una amenaza permanente y un objetivo a batir.

La teoría de la conspiración volvió a cobrar fuerza en 1991, cuando el director Oliver Stone llevó al cine su versión de los hechos. La convulsión que produjo en el pueblo estadounidense impulsó al Congreso a crear en 1992 la Ley de los Archivos del Asesinato del Presidente John F. Kennedy, que ordenó que todo el material relacionado con aquellos sucesos, fuese guardado en una sola colección en los Archivos Nacionales. En 1992, una ley ordenó la desclasificación de los materiales archivados pero aun así, hoy en día más de 50.000 documentos relacionados con el asesinato de Kennedy, se mantienen en secreto.

El confuso informe que emitió la Comisión Warren, encargada de la investigación oficial ha servido para alimentar docenas de teorías de la conspiración que el citado Oliver Stone consagró de forma definitiva en su película "JFK Caso abierto" donde narra la crónica de un auténtico golpe de Estado, alimentándose de todas las sospechas y teorías conspirativas. Al calor del aniversario que se acerca, vuelven a surgir en los medios todo tipo de publicaciones, libros y películas que buscando enfoques originales, distorsionan la verdad cuando no entran de lleno en el terreno de la ficción.

Lee Harvey Oswald, detenido
Entre las producciones recientes acerca del caso, me gustó "The Kennedys", una miniserie de 2011 que llegó a España al año siguiente y relata la vida glamurosa de la famosa familia Kennedy y sus abundantes tragedias. Otra obra que sobresale, la estrena National Geographic en estos días con el título de "Matar a Kennedy". Se trata de una biografía producida por Ridley Scott que recorre los cuatro últimos años de vida del presidente (Rod Lowe) y de Lee Harvey Oswald (Will Rothaar), hasta aquel 22 de noviembre en que sus destinos quedaron cruzados para siempre. En ambos actores, su parecido físico con los personajes reales resulta convincente.

Hay algunas producciones más, que tal vez lleguen a España más adelante, como es el caso de "Parkland", presentada en Venecia, que está producida por Tom Hanks y se centra en los cuatro días de aquel suceso. Otra es "The Bystander Theory", estrenada en septiembre, que opta por las teorías conspirativas con la historia de una joven que un día descubre que su familia podría estar relacionada con lo ocurrido en Dallas hace cincuenta años. El asesinato de JFK también se recoge en la recién estrenada "El mayordomo" que cuenta la vida de un sirviente de la Casa Blanca que trabajó para ocho presidentes y aún hay más: Leonardo DiCaprio está involucrado en el proyecto "Legacy of Secrecy", sin fecha de estreno aún, que explorará la teoría de que todo fue un plan de la mafia.

Cincuenta años matando a Kennedy, con conspiración o sin ella, y aún no ha muerto. En la proverbial ingenuidad del pueblo americano, unas gentes que buscan desde su Declaración de Independencia, la felicidad y la belleza como rasgos de su identidad nacional, aún pervive la figura, el espíritu y la ilusión que despertó en vida el presidente John F. Kennedy y que se tornó con su muerte en leyenda, construida en base a infinitos libros, opiniones, investigaciones, programas de televisión, documentales y películas que no obstante, no logran cerrar las incógnitas de lo ocurrido en Dallas aquel 22 de noviembre de 1963.

Este vídeo es la grabación más completa que existe del asesinato. Es una película casera muda, filmada en 8 mm en color por Abraham Zapruder, un espectador accidental del suceso. 



https://www.youtube.com/watch?v=jWHdEeHNbXY


1 comentario:

  1. Aporto otro dato:
    http://historiasdesconocidaspatagonicas.blogspot.com.ar/2012/07/la-anmistia-del-73-y-la-muerte-de.html

    Exelente el artículo de Maldivas

    ResponderEliminar