Google+ Aislado en este planeta: Carnaval y Tragedia

domingo, 2 de marzo de 2014

Carnaval y Tragedia

En el museo del Quai Branly de París, encontré un traje tan colorista y espectacular que me entretuve fotografiándolo. Al ver su origen, me sorprendió que se tratara de una vestimenta de un lugar lejano y para mí, bastante desconocido. Además el rótulo explicativo se extendía con amplios comentarios del acontecimiento donde se usa aquella prenda: El Carnaval de Oruro, en Bolivia.


Así que al llegar estos días de abandono carnal, me he acordado de aquella vestimenta y he recabado alguna información de la ciudad y su fiesta.


Oruro es una ciudad minera de Bolivia, capital del Departamento del mismo nombre. Se encuentra localizada a 3.700 metros sobre el nivel del mar, entre las ciudades de La Paz y Potosí y tiene una población cercana al medio millón de habitantes. 
Cada año, Oruro se convierte en el centro de las miradas de toda Bolivia y gran parte del mundo. Este año se superarán los 400.000 turistas durante los días en que se celebra la Entrada (procesión) del fastuoso carnaval de Oruro, majestuoso por su algarabía y colorido. En el año 2001 la Unesco lo declaró como "Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad". 
La acción se desarrolla a lo largo de una gran avenida, donde a lo largo de una semana más de 30.000 bailarines y 10.000 músicos procedentes de todos los rincones de Bolivia, desfilan durante horas al son de las bandas, bebiendo, bailando y contagiando su alegría al público expectante en las gradas y calles adyacentes. El recorrido de varios kilómetros, acaba en la Iglesia de la Virgen del Socavón a la que ofrecen el sacrificio de su baile adornados con unos trajes espectaculares. 
Entre todos los grupos folclóricos que participan, lo más espectacular del Carnaval de Oruro son "las Diabladas". El sentido del carnaval es una representación de la lucha del bien contra el mal, en la que el bien acaba triunfando. Los diablos y los ángeles son los portadores de los trajes más espectaculares y desfilan tirando fuegos y cohetes. Durante la noche es increíble el despliegue pirotécnico. 
Todos los días, con algunas variaciones, se repite el espectáculo, la danza, los disfraces y la alegría de todo un pueblo. Todo finaliza con dos representaciones teatrales de obras religiosas que se centran, una en la conquista española y otra en el triunfo del arcángel Miguel sobre el Demonio. Como en otros lugares, nada más terminar el carnaval, ya comienzan con los preparativos para superarse al año siguiente.

Cuando me dispongo a publicar esta entrada, me llega la noticia de la tragedia ocurrida ayer en Oruro, donde se ha desplomado una pasarela en pleno desfile del carnaval, provocando cuatro fallecimientos. Este desgraciado accidente me invita a cambiar el título acomodándolo a la actualidad más rabiosa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario