Google+ Aislado en este planeta: Visión empresarial 2.0

jueves, 29 de enero de 2015

Visión empresarial 2.0

Es una realidad incuestionable que los tiempos han cambiado para todo el mundo y especialmente para las empresas. El boom tecnológico de los últimos años ha acelerado la dinámica del cambio hasta extremos impensables hace pocas décadas. Ocurre que la tecnología se expande en todas direcciones creando una interacción entre actividades que multiplica sus efectos. Un ejemplo extremo es la universalidad de Internet que ha facilitado la vida en la empresa, de modo que sus ventajas alcanzan a toda la cadena industrial, desde el que diseña hasta el que consume el producto, pasando por los fabricantes y los distribuidores, y es así porque la información fluye de modo inmediato por todo el circuito. Para ello se precisan procesos altamente automatizados que son controlados por ordenadores y programas.


En consecuencia, la primera necesidad que surge es el desarrollo masivo de software de todo tipo y para cualquier dispositivo. Como ya se apuntaba en una entrada de este blog titulada "Educación revolucionaria", un alto porcentaje de la actividad de una empresa consiste en desarrollar aplicaciones y cada vez lo será más. Cierto es que aún quedan negocios que no tienen una elevada dependencia del software, pero estas son las empresas que no han evolucionado y que aún permanecen en el siglo XX. Desgraciadamente, tienen los días contados. Para las demás, los sistemas informáticos son la base de su actividad, la fuente de sus ventajas competitivas y por tanto una prioridad a la hora de invertir, aunque a pesar de esta dependencia el ritmo de desarrollo en España, es demasiado lento. La famosa y maltratada I+D+I.


Una empresa bien comunicada

Así que toda empresa es, en mayor o menor medida, una empresa de software pero resulta que esto es insuficiente. Como todo va tan deprisa, ya se está desarrollando el paso siguiente y las empresas punteras están en ello. Consiste en convertirse en un medio de comunicación y el ejemplo lo tenemos en las marcas líderes que tienen hoy, más capacidad de generar contenidos que la que tenían muchos periódicos regionales hace una década y además, muchas cuentan con audiencias notablemente más nutridas que muchos medios escritos. Naturalmente han cambiado los conceptos y mientras los periódicos se miden por su tirada, los portales de Internet se valoran por los "+" y los "me gusta" y con este baremo, los segundos ganan por goleada. Entre ellos se encuentran servicios de Internet, redes sociales, medios de comunicación y también empresas comerciales y organismos públicos. 


Hace mucho que pasó el tiempo en el que las marcas dependían de los medios de comunicación para llegar hasta el consumidor. Una empresa que en la actualidad dependa en exclusiva de los medios pagados para llegar a sus clientes, tiene un problema y es que no ha sabido subirse al carro tecnológico a su debido tiempo. Hoy en día los blogs, las cuentas en Twitter, Facebook, LinkedIn, Instagram, YouTube y otros medios sociales y, sobre todo, los muros y canales temáticos de la red, han desplazado sin contemplaciones a las páginas publicitarias de los periódicos, las cuñas de radio o las vallas publicitarias. Y no es que, simplemente, les hayan "robado" el presupuesto, sino que aportan un modelo de relación con el cliente impensable en los medios unidireccionales.


Así que se hace indispensable una estrategia de creación de contenidos de marketing y de su puesta en escena, lo que se conoce como "social media marketing". Este novedoso tipo de mercadotecnia se basa en la comunicación continua Empresa-Cliente en ambas direcciones, a diferencia del marketing tradicional donde solo una parte genera el mensaje al cliente y después apenas si le escucha. No es necesario que la empresa deba producir todos y cada uno de los contenidos. Donde convenga, deberá apoyarse en agencias, productoras y otros partners que colaboren en el proceso.

A quien todo esto le sorprenda y piense que "eso no es para mi empresa", se equivoca. Igual que se equivocaban quienes, hasta hace poco, creían que su negocio no necesitaba una página web. Hay que ponerse las pilas. Cualquier negocio está abocado a ser una empresa de software… y un medio de comunicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario