Google+ Aislado en este planeta: Anonymous

domingo, 20 de diciembre de 2015

Anonymous

En los últimos días se oye hablar con más intensidad de Anonymous, un grupo de hacktivistas, (acrónimo de hacker y activista), que han declarado la guerra al Estado Islámico a raíz de los recientes atentados de París. Su intención es atacarlos por todos los medios digitales a su alcance a fin de dañar sus recursos de comunicación en Internet, que parecen ser su arma más eficaz y mejor utilizada.

Anonymous surge como un movimiento subterráneo en Internet que interviene en acciones de protesta a favor de la libertad de expresión, de la independencia de Internet y en contra de diversas organizaciones, legales o no, que consideran nocivas para el bien común. Podrían considerarse como una especie de justicieros del pueblo.

Haciendo honor a su nombre han buscado una imagen en consonancia que es la máscara que se popularizó a través del cómic "V de Vendetta" publicado hace varios años. ¿pero de dónde viene esta figura?

Guy Fawkes. Grabado de una novela del siglo XIX
La historia de Inglaterra, a partir del cisma anglicano protagonizado por Enrique VIII que pasó de ferviente católico a crear su propia iglesia enemiga de Roma, está llena de sangrientos episodios y continuas guerras de religión.

El catolicismo en Inglaterra fue fuertemente reprimido bajo el reinado de Isabel I, sobre todo después de que el Papa dictara su excomunión en 1570. Cuando en 1603 llegó al trono su sobrino Jacobo I, las cosas no mejoraron, más bien al contrario, ya que condenó públicamente el catolicismo como una superstición, ordenó la expulsión de sus sacerdotes de suelo inglés y puso numerosas trabas a la presencia de católicos en cargos públicos.

Las intrigas hacia la monarquía por esta oposición religiosa venían de lejos, pero fue en 1605 cuando se fraguó la mayor de todas. Un grupo de católicos disidentes, encabezados por Guy Fawkes, tramaron un atentado que consistía en volar con pólvora las Casas del Parlamento durante la apertura de la Cámara con los parlamentarios y el rey presentes en el acto. Sin embargo, su intento de asesinato se frustró la noche anterior a la celebración de la asamblea, cuando Fawkes fue descubierto al acecho, en un sótano debajo de la Cámara de los Lores junto a 36 barriles de pólvora.

Los conspiradores de la pólvora

La reacción popular para celebrar el fracaso del complot conocido como "la Conspiración de la Pólvora", consistió en encender hogueras en muchos puntos de la ciudad. Era el 5 de noviembre y esa fecha ha quedado en la historia de Inglaterra como "la noche de las hogueras" o "noche de Guy Fawkes", que se celebra hasta la actualidad con ritos y costumbres que recuerdan a nuestras "hogueras de San Juan".

Carátula de la película
Con el paso del tiempo la imagen de Guy Fawkes, ha sufrido una transformación pasando de ser un notorio traidor a una especie de héroe revolucionario. El rostro de Fawkes rescatado de un grabado inglés del siglo XIX, sirvió de inspiración para su recreación en la novela gráfica "V de Vendetta" y la película de 2005 del mismo nombre, cuyo protagonista lleva una máscara de Guy Fawkes mientras lucha, en un futuro de ficción, contra un gobierno fascista de Gran Bretaña. En poco tiempo alcanzó gran popularidad sobre todo con la difusión de la imagen por Internet y es cuando fue adoptada por la comunidad virtual Anonymous como su seña de identidad.

El grupo de la máscara tiene su propia ética que oscila entre el bien y el mal, según como se mire. Han aparecido en numerosos actos, tanto lúdicos como reivindicativos, por todo el mundo, como en la protesta "Ocupa Wall Street" contra la desigualdad social y el abuso de las grandes corporaciones. Han atacado a sitios de Internet de porno infantil, han identificado ciberataques militares chinos, atacaron la web de la Iglesia de la Cienciología, los sistemas del gobierno dictatorial de Uganda y también los servicios web de Corea del Norte en demanda de democracia y acceso libre a Internet.

También han atacado a empresas como Sony a la que causaron importantes pérdidas, sitios como un portal de la CIA del que publicaron datos reservados o nueve portales del gobierno brasileño en protesta por el despilfarro del Mundial de Fútbol. En España actuaron en repetidas ocasiones contra las páginas de organismos y ministerios con motivo de las discusiones que originó la llamada "Ley Sinde" por los derechos de autor. Sus ciberataques se cuentan por millares en todo el mundo y seguramente las leyes los consideren ilegales. Sin embargo la mayoría de sus acciones no están exentas de cierta conciencia social y de un espíritu reivindicativo.

Anonymous, activismo en la sombra
No existen líderes dentro de Anonymous y los hacktivistas no se conocen entre ellos, ya que la interacción y las consignas suelen darse a través de chats como IRC. Su estructura puede considerarse la de un movimiento juvenil anarquista, teniendo en cuenta la corta edad de la mayoría de sus miembros. Son muy potentes en sus ataques cuando actúan coordinados a nivel mundial, aunque a veces sus acciones las llevan a cabo pequeñas facciones que se identifican con un país o una causa determinada.

Y naturalmente, estos activistas se sienten legitimados para realizar acciones contra todo "gobierno, organización o agencia que trate de coartar la libertad en la red". Así que… me cae bien esta gente y espero que ninguno termine como Guy Fawkes, torturado y ahorcado hace más de cuatro siglos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario