Google+ Aislado en este planeta: Oriente

sábado, 2 de enero de 2016

Oriente

Oriente es un país a la derecha, según se mira el mapa y debe estar lejos, muy lejos, más allá de Oriente Medio de donde no podríamos esperar nada bueno. De Oriente es de donde vienen los Reyes Magos. Los tres son varones y no nos dejemos engañar porque no hay ninguna constancia de que allí haya "magas".

Quizás Oriente sea un país costero porque a algunos lugares les he visto llegar en barco. También debe tener desierto porque viajan en camello, aunque por su gran dignidad y fortuna, bien podrían hacerlo en un todoterreno de alta gama, pero sabemos que son ecologistas y además, el camello nunca les ha dejado tirados.



Oriente tiene un hermoso cielo, muy azul por el día, muy estrellado de noche y donde en estas fechas, brilla una estrella más luminosa que las demás.

Los Reyes Magos deben ser de llevarse bien y amigos de tantos años de viajar juntos, eso sí, cada uno con su séquito. Y se entienden perfectamente, sin envidias, sin rivalidades y respetando la jerarquía. Más bien con espíritu de colaboración y es así como pueden cumplir con tanto compromiso. Tienen un nutrido grupo de colaboradores que se llaman pajes. Los he visto merodear por aquí muchos días antes y yo creo que vienen en avión en vuelos low-cost, porque son de buen conformar. De esta gente no se conoce ninguna huelga, ni siquiera de una sentada con pancartas y ni rastro de absentismo. Claro que en Oriente nunca ha habido un ERE, ni un despido improcedente ni de los otros. Y no tienen sindicatos ni falta que les hacen.

Oriente es de siempre una monarquía con una de las dinastías más duraderas. Según las crónicas, ya llevan más de 2000 años y seguro que vienen de mucho antes. Es un estado tranquilo donde no hay abdicaciones ni conflictos sucesorios. No se conoce que haya ni un solo republicano y si alguna vez lo hubo, lo tuvo que dejar por imposible y hacerse refugiado.

En este país de ensueño todo se hace de forma fácil. No tienen problemas para formar gobierno ni hace falta repetir las elecciones. Nada de programas para no cumplir. Nada de impuestos, ni policías, ni políticos, ni fronteras. El secreto de tanta felicidad radica en que aquellas gentes tienen una misión muy importante. Nada menos que cumplir con la hoja de ruta que marca la estrella para exportar a todo el mundo ilusión. Siempre ilusión.

Antes era más pesado ser rey mago. Había que transportar ingentes cantidades de juguetes y a pesar de sus trucos de magia, el trabajo era inmenso. Ahora cuentan con unos valiosos aliados del tipo de Amazon o El Corte Inglés que les hacen los recados poniendo la mercancía a pie de calle. Aún les queda el trabajo del reparto, pero ahora las escaleras de los bomberos son mucho más altas y seguras. Dónde vas a comparar.

Con este signo de los tiempos que es la globalización, los Reyes Magos han encontrado competencia que intenta adelantarse para ganarles por la mano, Ahí llega antes de Navidad ese viejo carbonero borrachín y en la Pascua intenta colarse por las chimeneas un barrigón barbudo vestido de rojo. Solo sirven para abrir boca, para anticipar la fiesta, pero no tienen nada que hacer. Los Reyes, que son tres y además magos, ganan por goleada a la hora de llevarse el fervor infantil y así se puede constatar cada cinco de enero, en miles de lugares, a la misma hora.

Mosaico de los Reyes Magos de San Apolinar el Nuevo en Rávena. Siglo VI

Oriente es un país idílico, como una futura Cataluña, al que yo me cambiaría de inmediato. Bueno, y casi todo el mundo, pero no puede ser. Hay que dejar las cosas como están y cada uno tiene que apañarse con lo que le toca. Pero hay un consuelo para todos; cada año por estas fechas podrás vivir un poco en Oriente, sin desplazarte tan lejos, siempre que cumplas las condiciones: haber sido bueno, mantener la ilusión poniendo el zapato bien limpio e irte a dormir pronto. Es sencillo ¿no?


¡Feliz roscón de Reyes y Feliz 2016!

1 comentario: