Google+ Aislado en este planeta: Tauromaquia universal

domingo, 11 de septiembre de 2016

Tauromaquia universal

Se conoce popularmente como "El Cossío" a la enciclopedia taurina titulada "Los Toros, tratado técnico e histórico", publicada a partir de 1943 por José María de Cossío, un vallisoletano que fue un activo escritor de la generación del 27, crítico literario, ensayista y miembro de la Real Academia de la Lengua, además de importante personaje de la vida social y cultural española y el más destacado experto taurino del siglo XX.


La tauromaquia es un antiguo arte de tradición española y portuguesa por lo que es normal que a lo largo del tiempo, estos países la exportaran a sus colonias y dominios. En uno de los volúmenes de la enciclopedia taurina, publicado en 1977, se recoge una interesante relación de lugares del mundo que va más allá de las zonas de influencia ibérica, llegando incluso a rincones insospechados del planeta en asuntos taurinos.

Más de 1.000 son las plazas fijas que hay por la geografía de nuestro mundo taurino, de las cuales algo más de 600 se sitúan en España. Pero no voy a hablar de ellas, sino de otras en las que hubo espectáculos en un determinado momento, pero que, o bien han desaparecido, o bien se conservan para usos distintos al propio taurómaco. Veamos la curiosa lista que relata "El Cossío".

Tánger (Marruecos): Nacida en 1950, con capacidad para 11.000 espectadores, presencia su último espectáculo taurino en 1970. Por ella desfiló una importante representación de los grandes toreros de la época. Tras el cierre, pasó a ser durante un tiempo lugar de confinamiento temporal de emigrantes detenidos en Marruecos que intentaban embarcarse hacia España de manera ilegal.

Casablanca (Marruecos): En 1921 se erigió la plaza, que no celebró grandes festejos hasta después de su reinauguración en 1953. Cerró sus puertas en 1969, siendo demolida dos años después.

Orán (Argelia): Coliseo con capacidad para 14.000 personas, comenzó a escribir su historia el 13 de marzo de 1954, con un cartel formado por los matadores Domingo Ortega, Rafael Ortega y Dámaso Gómez. En la actualidad no se celebran espectáculos taurinos.

Luanda (Angola): Inaugurada el 1 de marzo de 1964. Ya no celebra festejos.

Sà da Bandeira (Angola): Se inauguró en 1962, con los diestros Manuel dos Santos y Diamantino Vizeu.

San Felipe de Benguela (Angola): Data de 1952. En ella se celebraban toros a la manera portuguesa.

Maputo (Mozambique): Esta plaza fue construida en la época del dominio portugués, en concreto el año de 1956. Hoy la monumental plaza de toros está lejos de aquellas épocas doradas donde la tauromaquia portuguesa brillaba. Con el paso del tiempo acogió espectáculos culturales, luego fue refugio de personas sin techo, un mercado, una iglesia evangélica, talleres de reparación automotriz y dos puestos de venta de repuestos de automóviles de segunda mano. También es usada como campo de baseball y otros deportes.

Beirut (Líbano): Esta ciudad presenció un único festejo, celebrado el 1 de octubre de 1961 en el estadio de Chamún. La terna: Julio Aparicio, Juan Bienvenida y Juan García “Mondeño”. Los toros: de Hidalgo Rincón y de Quesada. Se llenaron las 60.000 localidades del recinto.

La Monumental de México, la mayor plaza del mundo con 42.000 localidades.
Fue inaugurada el 5 de febrero de 1946 con Manuel Rodríguez "Manolete" confirmando su alternativa.

La Habana (Cuba): Ya en 1796 era conocida una plaza de en el cruce actual de las calles Monte y Egido. Después vendrían varias plazas en toda la isla. Situada en la calle de Belascoaín estuvo la llamada Plaza de Toros de Belascoaín, conocida también como de La Habana, por su importancia, y que se mantuvo activa hasta que en 1897 un terrible incendio la destruyó. Se trataba de un edificio circular con capacidad para algo más de 6.000 espectadores.
Fueron también conocidas la Plaza de Toros de la Calle Águila, en 1818; la del Campo de Marte, en 1825; la de Regla, en 1842 y finalmente la Plaza de Toros de Carlos III e Infanta, la que, junto a la segunda de Regla, se mantuvo activa hasta 1899, con el fin de la dominación española.

San Juan (Puerto Rico): Un 10 de enero, en concreto del año 1965, San Juan estrenó su coso taurino, que tuvo una breve historia.

San Francisco de la Caleta (Panamá): Con capacidad para 7.000 espectadores fue inaugurada esta plaza en 1953. Tampoco se celebran festejos en la actualidad.

La Paz (Bolivia): Tuvo una plaza llamada Santa Bárbara, que se estrenó en 1891, celebrándose corridas durante 19 años.

Belgrado (antigua Yugoslavia): Se dieron dos corridas el 2 y 3 de octubre de 1971, en el estadio de futbol Tasmajlan. Luis Miguel Dominguín, Roberto Piles y el rejoneador Alfredo Conde formaron la terna. Los toros fueron de Carlos Núñez y de Guardiola.

Pekín (China): Se construyó en 1994 una plaza fija con 3.000 localidades, pero no llegó a estrenarse.

Shanghái (China): En ella tuvo lugar el primer festejo de la historia en China, el día 23 de octubre de 2004, con José Ignacio Ramos, Guillermo Albán e Iván García como espadas, y toros de la divisa mexicana de Mariano González. La plaza se construyó en el interior del estadio de Shanghái y el evento lo presenciaron unos 7.000 espectadores. Hubo un segundo festejo, ambos sin muerte del toro en la plaza.

Seúl (Corea del Sur): En una plaza desmontable de 8.000 localidades, ubicada en el parque de atracciones de Seul Land, se dio de forma íntegra la "Feria Taurina de Seúl". Fue el año de 1999.

Los toros en Japón: En 1962 hubo corridas de toros en Tokio, Nagoya y Fukuoka, en actos previos a los Juegos Olímpicos de Tokio. Más tarde en 1999, se celebraría un festejo privado en el pabellón olímpico Yoyogi, donde no se daría muerte a los astados.

Plazas en California (EEUU): En este estado se celebran dos tipos de festejos: a la portuguesa y a la española, pero sin suerte suprema ni suerte de varas, siendo las banderillas con velcro. En el terreno existen ganaderías, habiendo cosos permanentes en Gustine (6.000 localidades), Thornton (4.000), Cross Landing de Turlock (3.000), Stevinson (3.000), Escalon (2.000), Tracy (2.000) y Elk Grove (1.500). Además, existe una escuela taurina, la California Academy of Tauromaquia (San Diego).

Los toros en Armenia: El 7 de septiembre de 2001 se celebra la primera corrida de toros en este país, en Yeverán, en el estadio de Vasguen Sargsián, con cerca de 25.000 espectadores y en un ruedo creado en su centro. Se celebraron tres corridas con el mismo cartel: toros de Domingo Hernández para Manolo Bejarano y "El Glison". Este último, y a pesar de tratarse de corridas incruentas, se vio obligado a matar a un cornúpeta después de que éste saltase la barrera y vagase durante largo rato por el césped del estadio ante la incapacidad de la policía local para solucionar el "problema".

La "Arena" de Nimes es un auténtico anfiteatro romano

Hasta aquí llega la relación que seguramente está incompleta, ya que en otro capítulo, Cossío se centra en la historia de los toros en París. La capital francesa tuvo hasta cuatro plazas de toros que surgieron en los últimos años del siglo XIX, aunque todas ellas tuvieron una vida efímera.

Las más significativas fueron la del Campo de Marte, construida de madera, que se inauguró el 28 de junio de 1889, con motivo de la Exposición Universal. El cartel del primer festejo presentaba la siguiente terna: Antonio Carmona "El Gordito, Fernando Gómez "El Gallo" y Juan Ruiz "Lagartija". Permaneció en pie únicamente seis semanas, durante las cuales se celebraron 12 espectáculos, y en ella se lidió el único toro muerto de manera pública en París. Lo estoqueó el "Lagartija" saltándose las normas a la torera, nunca mejor dicho.

El coso más importante de París, se asentó en el Bois de Boulogne. El coste de construcción ascendió a tres millones de francos. Se trataba de un polígono regular de treinta lados de diez metros cada uno, con un ruedo de cincuenta y seis metros de diámetro. Contaba con treinta puertas de entrada y tenía capacidad para veintidós mil espectadores.

Inaugurada el 10 de agosto de 1889, esa temporada su albero contemplaría 28 corridas, habiendo espectáculo los jueves y domingos. La entrada media no superaba los diez mil espectadores, aunque se llenó para las grandes citas. Al año siguiente serían 41 los espectáculos ofrecidos, siempre con toros españoles que no morían en el ruedo y que se apuntillaban en los corrales.

Ya en 1891 comenzó a decaer el espectáculo y fueron 25 las corridas que se dieron ese año, por 35 el año siguiente, en el que se acentuaría el desinterés del público por el espectáculo y la escasez de figuras en los carteles por lo que la plaza cerró sus puertas el 6 de noviembre de 1892, siendo demolida poco tiempo después.


Un guiño de la historia: una escultura de bronce dorado de Paul Jouve, miembro de la Academia de Bellas Artes, que representa un toro de lidia, fue instalada en 1937 en la parte superior de la fuente de los jardines de Trocadero, recordando involuntariamente que el distrito XVI fue la meca de los toros en París.

No hay comentarios:

Publicar un comentario