Google+ Aislado en este planeta: Como una moto

sábado, 17 de marzo de 2018

Como una moto

Al terminar la Guerra Civil española, en este país había hambre, de comida por supuesto, pero también de motorización, de velocidad y de transporte ya que nuestra pobreza crónica nos había relegado a la humilde bicicleta como único vehículo popular.

Pronto hubo numerosos intentos de fabricar vehículos, pero la mayoría quedaron en simples prototipos o como mucho se fabricaron de forma artesana unas docenas de ingenios, siempre en condiciones precarias y sin ninguna calidad. Solamente las motocicletas tuvieron alguna relevancia y hubo varias fábricas que se situaron principalmente en las afueras de Barcelona.

Husor 201

La aparición del Seat 600 en 1953, terminó con aquella romántica etapa y significó la entrada en la fabricación industrial. Pero quedaron para el recuerdo una pequeña colección de coches y motos que hoy son raras piezas de museo.

En los albores de la industrialización de Navarra, hubo una bonita historia de iniciativa e ingenio que desgraciadamente fue efímera y en pocos años quedó en el baúl de los recuerdos. Se trata de unas motocicletas fabricadas por IMENASA en Pamplona, por impulso del empresario navarro Félix Huarte.

El primer scooter nacional fue la Husor, desarrollada en 1952 por Huarte en colaboración con Ricardo Soriano, un malagueño afincado en Barcelona y gran aficionado al mundo del motor, que ya en los años anteriores a la II Guerra Mundial, había desarrollado coches y motores fuera borda en Francia. Desde 1941, Soriano construía motos en su fábrica de Madrid. Eran modelos tradicionales de rueda pequeña, que tenían una silueta muy característica por su baja altura. Soriano llegó a fabricar tres modelos: Lince, Pantera y Tigre en series muy cortas y en 1952, tenía preparado un scooter llamado Puma-2 que no pasó de la fase de prototipo. Al no continuar con el proyecto, Huarte le compró los derechos y fundiendo los apellidos, crearon la marca poniendo en el mercado en marzo de 1953, el modelo HUSOR 201, que montaba un motor Hispano Williers de 125 cc.

Soriano Pantera

La vida de este modelo fue efímera y solo se fabricaron unas cuantas docenas. Al año siguiente, Ricardo Soriano cerró la fábrica de motocicletas cesando totalmente su actividad industrial y se trasladó a Marbella, emprendiendo un nuevo reto empresarial en el sector turístico. La familia Huarte por su parte desarrolló, basándose en la Husor 201, un nuevo modelo denominado IRUÑA 202. Para su fabricación se contó con la colaboración de Luis Alonso, un mecánico catalán que había trabajado con Huarte, al que propuso trasladarse a Pamplona para dirigir el proyecto.

Comenzaron los trabajos ese año de 1954, sacando al mercado el nuevo modelo meses después. En esta etapa contaron con la experiencia de Alfonso Vidosa, quien procedente de la fábrica de motos OSSA, también se trasladó a la capital navarra. Se llegaron a fabricar cerca de 1.000 unidades Iruña 202, en el periodo de 1954 a 1957, aunque probablemente solo llegaran a circular unas 400. Su precio rondaba las 15.000 pesetas, y se ofrecían con un elegante acabado en dos colores, rojo y granate combinados con partes en marrón metalizado. También contaban con el motor Williers, tres velocidades, un peso de 90 kilos en vacío y podían alcanzar los 70 Km/hora.

Iruña 202

La publicidad del modelo aseguraba que: "con el scooter Iruña 202, nuestra industria nacional ha creado el motovehículo de línea elegante, de presentación lujosa, de manejo seguro y fácil, estudiado especialmente para nuestros caminos y el servicio sin flaquezas ni averías"

Pero hacia 1957, la presión de las marcas italianas Vespa y Lambretta cuya fabricación había comenzado en España, hizo imposible que la moto Iruña fuera viable, así que se paralizó la fabricación e incluso se retiraron del mercado las unidades a la venta. La historia de la moto pamplonesa había llegado a su fin, pero no todo se perdió. Nos quedo la experiencia, el recuerdo y la nostalgia de aquel valiente intento de la industria navarra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario